thumbnail Hola,

La práctica de agencias que intervienen para financiar los fichajes de clubes que no pueden pagar a grandes talentos está siendo objeto de examen, lo que llama a su prohibición

INFORME ESPECIAL

La UEFA quiere prohibirlo, la FIFA quiero deshacerse de ello, mientras que los órganos de gobiernos del fútbol inglés y francés ya lo han prohibido, pero la propiedad por parte de terceros sigue siendo muy importante en el fútbol moderno y el traspaso de Radamel Falcao al Mónaco ha llevado esta práctica de nuevo al foco de la polémica.

La venta de Falcao del Atlético de Madrid en verano se ha convertido en una especie de necesidad dada la condición del delantero colombiano como jugador de una de las muchas empresas de inversión que han hecho negocio comprando grandes participaciones de jugadores en edades tempranas para obtener un beneficio a largo plazo.

Esta es una operación que se ha visto en clubes que adquieren talentos que no pueden pagar para encontrarse luego que tienen poco a nada que decir en la eventual venta. El grupo deportivo Doyen, un fondo de inversión internacional, ha informado que han realizado una importante inversión en el delantero, aunque el Atlético también ha afirmado que tenían sus derechos económicos al 100% durante su estancia en Madrid. Falcao está en la lista del sitio web oficial de Doyen pero no hay ninguna explicación sobre si el jugador está simplemente representado por el grupo o si tienen un interés financiero en el registro pasado. Cuando se les pidió hablar para Goal, Doyen se negó a responder.

Cuentas registradas en el antiguo club de Falcao, el Oporto, muestran cargos relacionados con el jugador durante el 2010-11, que costaron al club unos 20 millones de euros, gran parte de los cuales se cuentan en la declaración de la entidad como “servicios de intermediación”.

EL GRUPO DE JUGADORES DE DOYEN
Abdelaziz Barrada
Álex Serrano
Álvaro Bustos
Álvaro Negredo (above)
Baba Diawara
Dorlan Pabón
Eliaquim Mangala
Felipe Anderson
Formose Mendy
Geoffrey Kondogbia
Joshua Guilavogui
José Antonio Reyes
Manu del Moral
Marcos Alberto Rojo
Neymar Jr
Ola John
Radamel Falcao
Rubén Perez
Miroslav Stevanovic
Steven Defour
Zakaria Labyad

*Fuente: Doyensports.com"
De hecho, en aquellos años, en las cuentas que cubren la venta de Falcao, se demuestra que el Oporto obtuvo el 100% de los derechos de sólo seis jugadores del primer equipo.

El Atlético habría seguido un método similar en la compra de Falcao. Antes de gastarse el dinero en el delantero, se vieron obligados a vender jugadores como David de Gea al Manchester United en junio de 2011 y Sergio Agüero al Manchester City el mes siguiente para hacer frente a las crecientes deudas que les pusieron en la necesidad de recaudar más de 200 millones de euros en un corto espacio de tiempo. Al cabo de tres semanas de vender a Agüero, a mediados de agosto de 2011, afirmaron sorprendentemente el fichaje, por 40 millones de euros, del colombiano.

Fundamental en el acuerdo por Falcao fue Jorge Mendes, el agente de Cristiano Ronaldo y José Mourinho. Mendes, junto con el ex de Manchester United y director ejecutivo del Chelsea Peter Kenyon, estuvo involucrado en la formación de Doyen Sports. Durante los últimos 12 meses, el agente de David Beckham, Simon Oliveira se ha añadido a la plantilla de Doyen como consejero delegado, mientras que Neymar fue rápidamente fichado después de finalizar su traspaso al Barcelona, cuando se había visto que sus lazos con DIS, otra agencia de propiedad parcial, se rompieron oficialmente.

El grupo Doyen informó ampliamente que han sido dueños de al menos 55% de Falcao en la venta del Oporto al Atlético, lo que sugiere que si la empresa mantiene un interés en el jugador, los gastos efectuados por el club español podrían haber sido mucho menores que 40 millones de euros ya que solo estaban pagando por la parte de los derechos del Oporto y Doyen mantenía su participación.

A pesar de esto, el nivel de deuda de los colchoneros significaba que, fuera cual fuera el coste, era difícil de encontrar presupuesto y el Oporto amenazó con denunciar al Atlético a la FIFA y comenzar acciones legales. Poco después, Doyen Sports comenzó a aparecer como principal patrocinador del club en ropa deportiva en el Vicente Calderón, un paso sorprendente para una empresa sin intereses de cara al cliente.

La web oficial de Doyen muestra a los jugadores en los que el grupo tiene interés pero aún no existe una aclaración sobre lo que participa en la mayoría de jugadores. Hay breves noticias que explican que el grupo pagó el 50% de la compra de Dorlan Pabón al Valencia y que de la misma forma intervino en la firma de Josuha Guilavogui pero las explicaciones acerca de los intereses en otros jugadores presentan serias carencias.

Detalles confirmados por Goal a través de una fuente cercana al Atlético muestran que el club español bien podría haber terminado de pagar de su bolsillo el resultado de la “saga Falcao”.

Después de una fantástica primera temporada en España, Falcao acordó fichar por el Chelsea pero cambió de idea y optar por quedarse en Madrid tras las súplicas del entrenador Diego Simeone y su cuerpo técnico. Como recompensa por su lealtad, le prometieron al colombiano una parte de su cláusula de rescisión, que fue reducida, por lo que cuando fue vendido por 60 millones el verano pasado, solo 45 fueron realmente pagados por el Mónaco al Atlético y el resto pagado al propio jugador.

El Atlético, por tanto, solo ganó 5 'kilos' de su inversión inicial de 40. En realidad, sin embargo, podría haber ingresado mucho menos, porque el dinero extra se puede haber pagado a Doyen, ya que su inversión en el jugador significaba tener derecho a más que 22 millones que le fueron prestados al Atlético para la firma de Falcao en 2011.

Una vez se marchó Falcao, el Atlético pagó al Oporto otra parte en verano (alrededor de 7 millones) y todavía le debe al equipo portugués otros 5 millones de euros, con un plazo final a pagar el próximo año, más de 12 meses después de su salida.

Petición | Simeone convenció a Falcao para quedarse en el Calderón un año más

Al final, los rojiblancos tuvieron que pagar muy poco por la venta del sudamericano, a lo sumo, unos pocos millones. Así que tuvieron la suerte tal vez de que tenían un reemplazo ya hecho esperando como Diego Costa.

En el momento en que llegó la venta de Falcao el pasado verano, muchos clubes que fijaron la vista en el jugador de 27 años vieron el precio fuera de mercado por las demandas rojiblancas. Mónaco, junto a Chelsea y Real Madrid, fueron algunos de un pequeño número de clubes que podían pagar la transferencia que se necesitaba para pagar la totalidad de los derechos económicos de Falcao y así eliminar los derechos de terceros.

Sean cuales sean las causas y motivos, el ex jefe del equipo nacional de Colombia Francisto Maturana cree que valió la pena la inversión en Falcao. “Es un candidato al Balón de Oro”, dijo para Goal. “Desde cuando estaba en el Oporto y el Atlético, y ahora en el Mónaco, demuestra que es de un nivel superior. Trabajé con él cuando estaba en los equipos juveniles de Colombia y se podía ver que tenía un gran talento”.

“Fue su decisión dejar el Atlético por el Mónaco. Son decisiones personales que hay que respetar. El Mónaco pagó ese dinero porque consideraron que valía esa cifra y que podían permitirse el lujo de pagarlo. Estoy seguro de que puede valerse por sí mismo y hacer que su país se sienta orgulloso y no tengo ninguna duda de que puede tener éxito donde quiera que vaya. Ya está justificando la inversión realizada en él”.

Sin embargo, los peligros de la propiedad de terceros se han visto en muchas otras figuras del fútbol. Solo recientemente el presidente de la Lazio Claudio Lotito fue el último en cuestionar el papel de estos propietarios cuando los intentos del biancoceleste de firmar a Felipe Anderson del Santos se estancaron por la participación del 50% de Doyen en el brasileño.

Lotito advirtió lo siguiente para 'Radio Radio'. “No vamos a estar condicionados por una actitud de extorsión. El chico quiere venir a la Lazio, los clubes están de acuerdo, pero el que tiene un porcentaje de su propiedad lo está usando como una forma de chantaje y no estoy de acuerdo”. Finalmente Lotito logró firmar a Anderson pero se quedó lejos de estar satisfecho con la forma en la que se había administrado la operación.

¿QUÉ ES LA PROPIEDAD DE TERCEROS?
  • Las sociedades de inversión compran participaciones con perspectivas en el fútbol

  • A un club que no puede darse el lujo de fichar a un jugador con talento se le da la ventaja de pagar un pequeño porcentaje de los derechos económicos del jugador, pero también con la posesión de la totalidad de sus derechos de juego

  • Las transferencias entre clubes pueden estar muy comprometidas por los deseos de los propietarios de los jugadores

  • Los jugadores de clubes rivales a menudo pueden ser propiedad de un mismo grupo de inversión, lo que crea un conflicto de intereses

Un influyente agente de futbolistas con experiencia en el mercado de América del Sur, que pidió permanecer en el anonimato, explicó a Goal que los agentes suelen poseer la última palabra en situaciones con terceros. “No hay dos casos iguales y no siempre la participación de otros decide lo que pasa. Cuando se produce una financiación inicial sobre el jugador, no se estipulan acuerdos sobre quién toma las decisiones en el fútbol”.

“Pero en cualquier negocio, el que tiene el poder toma las decisiones. A menudo la parte que lo controla no tendrá interés en el fútbol, sino que es de otro campo de los negocios, y a menudo se basan en asesores para que sus inversiones crezcan”.

Estas decisiones en la carrera de un jugador por organismos no futbolísticos es una clara preocupación para los dirigentes del fútbol. Pero mientras que el secretario general de la UEFA Gianni Infantino pidió recientemente a la FIFA prohibir esta práctica, el organismo rector de este deporte hasta ahora no ha sido capaz de llegar a una conclusión sobre la forma justa de finalizar con este comercio.

“Esto sería inaceptable en la sociedad y no tiene cabida en el fútbol”, dijo Inantino en la web oficial de la UEFA. “Los futbolistas deberían tener el derecho a determinar su propio futuro. Los clubes no deben depender de las inversiones de terceros para adquirir jugadores a los que no pueden acceder en primer lugar. A largo plazo esto no es bueno para el club o el jugador”.

La FIFA ha dicho a Goal que la cuestión de la prohibición de la práctica en todo el mundo se está investigando a fondo después de la constatación de que las reglas actuales que se ponen en marcha, mientras que se prohibe la influencia en los clubes por parte de terceros, no aborda el problema de las empresas de inversión que poseen derechos sobre jugadores.

“La cuestión de la propiedad de terceros de los derechos económicos de los jugadores es un asunto que se está discutiendo actualmente en distintos niveles de la comunidad de fútbol internacional”, dijo un portavoz de la FIFA a Goal. “El enfoque de la FIFA a este respecto ha sido el de prohibir la influencia de terceros, ya que hay una tercera parte con derecho a influir en los asuntos relacionados con el traspaso”.

Al mismo tiempo, teniendo en cuenta que en la actualidad hay diferentes enfoques regulatorios vigentes en muchas asociaciones miembro de la FIFA, la FIFA ha ordenado una investigación con el fin de asignar los distintos enfoques. Los resultados de la investigación se incorporarán a las discusiones del seno de la FIFA en las próximas reuniones.

Con todo, la vasta red de empresas que participan en una amplia gama de jugadores, sobre todo en América del Sur, significa que la FIFA tendrá que andar con cuidado en la forma en que trata de abolir esta práctica cada vez más influyente. Mientras tanto, puede haber más situaciones como la de Falcao con jugadores que se dirigen a ciertos clubes no por sus corazones o cabezas sino por sus acompañantes.

Relacionados