thumbnail Hola,
Di María, según Ancelotti, no se mueve de Real Madrid

Ángel Di María, Sergio Agüero y los argentinos en el mercado

Di María, según Ancelotti, no se mueve de Real Madrid

Getty

Diego Milito, Ezequiel Lavezzi y hasta Lionel Messi se mencionan en los distintos medios como posibles futbolistas a salir de sus respectivos equipos

Los argentinos son protagonistas en la ventana de mercado próxima a comenzar. ¿Qué aspiraciones llevarían a un futbolista a dejar Real Madrid por otro equipo? En España, uno de los posibles candidatos a salir sería Ángel Di María. El mediocampista ofensivo de la Selección argentina es el nombre más rutilante de los albicelestes que llenan las páginas del mercado de pases de invierno, toda una tradición del fútbol europeo que se renueva año tras año con la misma intensidad.

La llegada de Carlo Ancelotti, que a mitad de año reemplazó a José Mourinho en el banquillo del Santiago Bernabéu, amenazó la titularidad de Di María. Aunque el italiano se haya ocupado este lunes de desactivar los rumores sobre una posible venta, el rosarino no ve con buenos ojos continuar en Madrid si la perspectiva no cambia. Medios capitalinos dan cuenta de un supuesto malestar de Fideo, que fue relegado a un segundo plano luego del desembarco del galés Gareth Bale. El refuerzo del año, el pase más caro de la historia, es un futbolista que juega de lo que juega Di María.

“Di María es un jugador muy importante para este equipo y desde un punto de vista técnico, su marcha ahora no es posible”, dijo Ancelotti en la previa del partido frente a Copenhague por Champions League.

Sergio Agüero es otro de los futbolistas de la albiceleste cuyo pase alimenta el trabajo de la prensa deportiva. ¿Agüero? Semidios en Manchester City, referencia estelar de la Premier League, ¿qué necesidad tendría el Kun de cambiar este presente de elite por una experiencia que desconoce cómo puede resultar? En Goal adelantamos que Barcelona está detrás del argentino. Que Gerardo Martino ve al exdelantero de Independiente como un refresh necesario para su equipo a partir de la próxima temporada. ¿Hay posibilidades de que llegue en este invierno europeo? Imposible. Lo que sí podría definirse ahora, tal como los culés hicieron en su momento con Neymar, son los términos de una futura venta en 2014.

Los jeques árabes que desembarcaron en Francia inyectaron a este fútbol de una cantidad de dólares como para competir con los mercados más potentes. Este vigor económico se tradujo en la llegada de varios futbolistas argentinos. Entre ellos, Ezequiel Lavezzi. El Pocho, tras dos años en Paris Saint Germain, podría abandonar la capital francesa. ¿El motivo? Al igual que Di María, perdió terreno desde la llegada de otras figuras, como el uruguayo Edinson Cavani.

Difícil perder el ritmo de competencia en un equipo que disputa tantos partidos en una temporada y emplea tanto recambio. Pero si PSG jugara hoy una final de Champions League, Laurent Blanc no incluiría al exdelantero de Nápoles entre los titulares. Esa conciencia de suplente lo predispone a buscar nuevos rumbos. Walter Mazzarri, entreador de Inter que lo conoce de su paso por Napoli, dice la prensa italiana, lo llamó para convencerlo de que hiciera las valijas y se mudara a Milan. La idea lo seduce: con ese técnico, el Pocho se afianzó en el fútbol europeo. Además, claro, Inter es una 'pequeña colonia' de Argentina.

El interés de Lavezzi responde a la baja que Diego Milito, que a sus 34 años quiere cumplir el sueño de retirarse con la camiseta de Racing. Aunque la Academia podría tener un competidor en la Premier League, West Ham.

Los rumores sobre compras y ventas alimentan a la prensa deportiva en estos días sin demasiada competencia oficial. Una carnaza hecha de nombres ilustres, de apellidos ininteligibles de emisarios que vienen de lejos, de reuniones aquí y allá, de presidentes y managers que utilizan a los medios para llevar agua para sus molinos. De futbolistas narcotizados, que declaran con automatismo protocolar, temerosos de perder un gran negocio. El espectáculo de masas exhibiendo su cocina y a sus cocineros. Un embotellamiento circense en su punto de mayor excitación.

Como siempre, hay pescado podrido que se difunde erróneamente y por diversas motivaciones: intereses de los managers, cierto periodismo de entretenimiento que corre detrás de noticias inverosímiles o frases descontextualizadas. Lionel Messi no se moverá de Barcelona. Aunque el propio Leo haya declarado la semana pasada que varios clubes estaban interesados en él. Aunque Erick Thohir, el nuevo dueño de Inter, revelara su deseo por contar con él y en Alemania se lo ubicara como refuerzo del Bayern Munich de su amigo Pep Guardiola.

Artículos relacionados