thumbnail Hola,

Sin embargo, en el club no dudan de que el delantero de Osasuna es el elegido para suplir la marcha de Fernando Llorente

Athletic de Bilbao y Osasuna están condenados a entenderse. Todas las partes ven con buenos ojos la operación. El cuadro rojiblanco ha elegido a Kike Sola como sustituto de Fernando Llorente, que dejaba al equipo con sólo dos delanteros, Aritz Aduriz y Gaizka Toquero, mientras que el conjunto rojillo tiene ante sí quizá la última oportunidad de sacar tajada por su delantero.

A pesar de que las negociaciones parecerían sencillas, el acuerdo entre clubes se retrasa. El problema está en las pretensiones económicas de Osasuna, que pretende conseguir una cantidad a la que el Athletic no quiere llegar. El club bilbaíno considera que la operación debería costar unos 5 millones de euros.

Sin embargo, existen movimientos que evidencian que la operación terminará cerrándose. El director deportivo de Osasuna, Ángel Martín González, está sondeando el mercado para encontrar algún delantero que supla a Sola, y el Athletic  tiene claro que debe de tapar el agujero que ha dejado Llorente en la delantera. Factores que hacen que sea más que probable que las conversaciones se reanuden en los próximos días.

Artículos relacionados