thumbnail Hola,

Brendan Rodgers dispone de muchos millones para armar un equipo competitivo y devolverlo al lugar que merece

El Liverpool, de la mano de Brendan Rodgers, se ha fijado en una serie de jugadores para reforzar su platilla de cara a intentar volver a jugar en Europa. Henryk Mkhitaryan, Simon Mignolet, Luis Alberto, Christian Atsu y Kyrgiakos Papadopoulos serían los elegidos. A estos nombres hay que añadir los de Kolo Toure y Iago Aspas, que ya han firmado con el equipo inglés.

Mientras que el ex defensa del Manchester City ha llegado gratis a Anfield, el delantero español ha costado casi 9 millones de euros. De todas formas el mayor desembolso está aún por llegar. En caso de que Luis Suarez abandone Liverpool, Brendan Rodgers ya habría recibido la confirmación de que podría destinar buena parte de del traspaso en el fichaje de un sustituto.

El principal candidato a suplir al charrúa sería el armenio Henryk Mkhitaryan. El jugador del Shakthar Donetsk ha realizado una fantástica temporada y según algunas fuentes el acuerdo entre clubes estaría al 60%. Su coste: 26 millones de euros.

Simon Mignolet, portero del Sunderland, llegaría a Anfield en el caso de que Pepe Reina de por terminado su ciclo por tierras inglesas y volviese a Barcelona. El meta belga llegaría a cambio de unos 12 millones de euros.

Por otro lado Brendan Rodgers tiene intención de incorporar jugadores de ataque que potencien su esquema (4-2-3-1). En este contexto se encontrarían las llegadas de los jóvenes Luis Alberto y Christian Atsu. El primero, canterano del Sevilla cedido en el Barça B,  se da por hecho a falta de los últimos flecos y por el traspaso, el Sevilla se embolsará unos 7 millones de euros. Por el extremo del Oporto el club inglés podría llegar a pagar  algo menos de 5 millones de euros ya que se encuentra en el último año de su contrato con el equipo portugués.

Por último en el Merseyside no descartan la llegada del defensa griego del Schalke, Papadopoulos, aunque esta no sea inminente. Los mineros pedirían 17,5 millones mientras que los reds no pagarían más de 14. Su llegada significaría el adiós de Martin Skrtel.

Artículos relacionados