thumbnail Hola,

El lucense ha dejado buen sabor y grandes momentos en la totalidad de los equipos de su trayectoria futbolística, excepto en el cuadro de Nervión. Te lo contamos en este informe

Desde que Diego López abandonara el Sevilla para suplir la portería blanca, tras la lesión del capitán del Real Madrid, Iker Casillas, muchas han sido las versiones que se han dado en torno a la relación entre el portero y el conjunto hispalense, pero pocas se asemejan a la realidad.

El actual cancerbero titular del Real Madrid, que ha disputado un total de diez encuentros desde que se enfundara la elástica merengue, no ha dejado indiferente a nadie. Tras su fichaje express en el mercado de invierno, Diego López ha demostrado tanto en las tres grandes competiciones (Liga, Copa y Champions League), como en los tres clásicos en quince días, su buen hacer en la portería. Este reciente resurgir de Diego López no es más que una reanudación en su carrera deportiva, que se ha desarrollado en clubes como el Lugo, Deportivo de la Coruña B, Real Madrid Castilla, Alcorcón, Villarreal y Sevilla.

El lucense ha dejado buen sabor y grandes momentos en la totalidad de los equipos de su trayectoria futbolística (sobre todo militando en el Submarino Amarillo), excepto en el Sevilla FC.


¿Cuál es la verdadera relación de Diego López y el equipo andaluz? 

El actual nexo del portero blanco con su antiguo club es algo tirante. Si bien es cierto que su relación con Negredo, Manu del Moral, Coke o Rakitic cuajó a las mil maravillas desde el primer momento (“Eran una pandilla muy amiga e inseparable dentro del vestuario”, describen personas del entorno sevillista), no podemos decir lo mismo de su vínculo con la afición, Míchel y Palop.

El vínculo entre Diego López y la afición siempre fue complicado. Para los de Nervión, Andrés Palop, a la vez de capitán y uno de los jugadores emblema, fue el héroe de la UEFA 2006/2007. Ya sea por aquel mítico gol de cabeza en pleno descuento ante el Shakhtar Donetsk en octavos de final o por haber interceptado tres penaltis en la tanda de la final de dicha competición, ante el Espanyol.

DIEGO LÓPEZ DEBE SER TITULAR POR ENCIMA DE CASILLAS
 Por Quillo Barrios

"Ninguneado e infravalorado por la prensa, el ex cancerbero del Sevilla ha firmado un rendimiento espectacular. Vital en las semifinales de Copa ante el Barcelona y en la mágica noche de Old Trafford, Diego López se ha ganado un respeto deportivo. Del mediático mejor ni hablamos, ya que parece imposible.

Los que ponían el grito en el cielo por el supuesto clan portugués de Mourinho son los que, ahora, reclaman un puesto para Iker Casillas en el once. Curiosamente...".

Lee más...
Aunque con tales pasajes de la historia nervionense, Diego López tenía todas las papeletas de ser eclipsado, la realidad nos lleva a que en el proyecto de catarsis del Sevilla de principios de esta temporada, no se contaba con Palop.

Míchel, el capitán de la nave sevillista desde antes del inicio de la temporada ya que cogió al Sevilla en la 27ª jornada de la 2011/12, dejándolo en novena posición, fue el encargado otra vez de comandar el vestuario rojiblanco con el propósito de volver a conquistar Europa. Ya no sólo valía coquetear los puestos nobles de la tabla. Y en este cambio de ciclo, la portería iba a estar compuesta por Diego López (como portero titular) y Toño (portero suplente). En Sevilla lo dejan bien claro: “En ningún caso se contaba con Palop. Cuando se quedó fue una sorpresa para todos”.

Tan sorpresa que Diego López ya estaba fichado, no cómo repesca del Villareal de última hora, sino por petición y capricho del míster Míchel, tal y como lo refrescan personas afines al club: “Diego López fue una apuesta personal de Míchel. Ni del club, ni del vestuario”.

Con todo a favor y la obligación de devolver al equipo a Europa, Diego se adaptó rápido a la portería, con dos buenas atajadas en el comienzo de Liga ante el Getafe. Pero el punto de inflexión llegó antes de lo esperado. El 26 de Agosto y ante el Granada, Diego López fue expulsado en el minuto 33 por el colegiado Estrada Fernández, después de un choque en el área con Floro Flores. Esta expulsión no le sentó nada bien al entrenador sevillista, quién no dudó en decretar suplencia a Diego López, su apuesta personal, varias jornadas.

Tres grandes partidos de Diego López

 Barcelona López fue fundamental para eliminar al Barcelona de la Copa del Rey, pues en la ida jugada en el Bernabéu evitó la derrota con grandes paradas.
Manchester United
 
Ante el Manchester United fue la gran figura del partido. Acabó siendo clave en el pase del Madrid a cuartos de final de la Champions.

  Celta La prueba más reciente de que está en un altísimo nivel la dio en el último encuentro del Real Madrid. Ante el Celta lo paró -casi- todo.
“Después de la expulsión contra el Granada, Míchel le mandó al banquillo. Todos nos quedamos perplejos porque al fin y al cabo era su apuesta en portería. Pero no le levantó el castigo, sólo en Copa. Esta decisión fue la que generó desconfianza en la portería”.

Pasaron los días y las jornadas y el debate de la portería se abrió en canal. Ninguno de los dos porteros funcionó al cien por cien: ni Diego López, que en media temporada acumuló casi las mismas titularidades que las que lleva en la actualidad en el Real Madrid, tras su incorporación en el mercado de invierno, ni Andrés Palop, santo y seña del club, que tras ver casi sentenciada su marcha a principio de temporada, pasó de suplente sin opciones a titular indiscutible.

El escepticismo e irregularidad bajos los palos que se fue acentuando cada vez más en Diego López, que se encontraba en una situación totalmente desconcertante.

A eso se le añade que con Palop no hizo buenas migas: “Palop tiene una personalidad fuerte, de hierro, de competitividad. Y para él la portería era sagrada, así que vio a Diego López como un rival dentro de su equipo”.

Una marcha a tiempo sería su salvación. Y así fue; Diego López con un sentimiento de exclusión, provocado por su entrenador Míchel, que fue quién lo fichó y a la vez quién lo sentó, se vio aliviado de esta mala situación personal ante la llamada a su puerta del Real Madrid, tras la lesión de Iker Casillas por una patada involuntaria de Arbeloa, contra el Valencia el pasado enero.

Por eso, cuando el Sevilla visitó el Bernabéu y el resultado fue Real Madrid 4-1 Sevilla, con acciones determinantes del guardameta blanco, el morbo estaba abierto. ¿Habrá saludo de Diego López al conjunto sevillista? Según las fuentes que hemos podido consultar, nos confirman que el jugador de 31 años, una vez terminando el encuentro, pasó al vestuario visitante del Santiago Bernabéu.

“Míchel ya no dirigía al equipo, había sido destituido hacía algo menos que un mes, y la portería en este caso la ocupaba Beto. Con lo cual el saludo fue cordial con la mayoría, excepto con sus amigos, la mayoría de los españoles del equipo, que fue más cariñoso”.

Un nuevo horizonte abierto en la carrera de Diego López que ya está teniendo sus frutos tanto en Copa, como en Champions. Una nueva etapa que reescribir, pero esta vez con confianza, titularidad, cariño del público y una apuesta declarada por parte del entrenador.

Artículos relacionados