thumbnail Hola,

El ex Barcelona regresa tras siete meses de ausencia: los principales directivos se reunieron con él y aprobaron el regreso. Comenzaría a entrenar este mismo viernes

El pueblo Xeneize está de fiesta: Juan Román Riquelme, ex Barcelona y Villarreal, acordó su regreso con la directiva de Boca y reforzará las huestes de Carlos Bianchi para afrontar la Copa Libertadores, el Torneo Final y la Copa Argentina. El ídolo azul y oro volvió ya no está vacío, volvió a llenarse y se pondrá nuevamente la 10 que históricamente enarbolo por las canchas del fútbol mundial.

El cinco de enero, Riquelme había negado públicamente su retorno: "Yo nunca negocié con Boca. No tuve nada que analizar, tengo palabra. Dije que no iba a volver a jugar en Boca y no vuelvo". Un mes después, la esperanza se reavivó y la ilusión de los hinchas renació. Después de una semana a pura especulación, Román se reunió con la dirigencia y confirmó su vuelta a La Bombonera, para delirio de la mayoría de su hinchada. Román aceptó, la dirigencia aprobó, el hincha disfruta.

Ayer fue el primer indicio cuando en la numeración oficial, la dirigencia decidió dejar libre la diez azul y oro. Leandro Paredes, que la portó durante el verano, se la cedió nuevamente a su dueño. En apeñas un puñado de horas, el retorno del rey Xeneize se confirmó, para algarabía de un pueblo que ahora reune a dos de sus más grandes ídolos en busca del sueño de reconquistar América.

La locura por Riquelme ya traspasaba las fronteras de Argentina hacía tiempo, sin embargo nunca había llegado tan lejos. El regreso del ídolo a Boca podía convertirse en una cuestión de estado para una de las naciones más poderosas de la tierra, Estados Unidos, porque un grupo de hinchas pidió que Barack Obama interceda para que esto se solucione. No ha sido necesario.

Artículos relacionados