thumbnail Hola,

El entrenador del Hércules confiesa que el Rayo Vallecano le anunció que podría contar con el jugador brasileño desde ya, pero su estado físico es muy malo

El entrenador del Hércules, Quique Hernández, reconocía que el fichaje frustrado del delantero brasileño Gabriel Machado, del Rayo Vallecano, ha sido "una gran cagada" por parte del club herculano.

El Hércules rechazó la incorporación de Machado después de que los servicios médicos del club alicantino apuntaran que el futbolista no estaría en condiciones de competir en al menos dos meses.

La incorporación de Machado al Hércules en calidad de cedido por el conjunto rayista llevaba aparejada la marcha de Anaitz Arbilla desde el conjunto alicantino al madrileño, aunque eran dos operaciones independientes ya que el defensa navarro se desvinculaba primero de la entidad del Rico Pérez.

"El Rayo nos dijo que podría estar para jugar en quince o veinte días", comentó Quique Hernández, que dejó claro que se fiaron de la versión del club madrileño.

Quique Hernández tampoco quiso cargar el fiasco del fichaje a nadie del club porque todos buscan el bien. "No conozco a nadie de los que están ahora en el club que haya querido hacer una mala gestión para el Hércules", defendió.

"No hay mala fe por parte de nadie, que no quepa duda", sentencio el preparador valenciano, quien insistió en que el club está "limitado" a la hora de realizar operaciones económicas. "Firmar con dinero es muy fácil", insistió.

"Diez jugadores de la plantilla cuestan 2,4 millones de euros y los ocho que han venido, 250.000", explicó Hernández, quien atribuyó al presidente García Pitarch "el gran fichaje" del centrocampista Mario Paglialunga.

Artículos relacionados