thumbnail Hola,

El mediocentro está lesionado pero puede quedarse sin sitio en el futuro de los Spurs, que ya piensan en abrirle la puerta de salida debido a las intenciones de André Villas-Boas.

Ha gozado de un tremendo respeto, caché y gloria en los últimos años, pues no sólo era habitual en las convocatorias con la selección inglesa como manija clave para los seleccionadores, sino que incluso fue premiado varias veces en la Premier por sus propios compañeros. Sin embargo, parece que la actualidad de Scott Parker es bastante más gris de cara al futuro inmediato. Goal.com puede revelar que el mediocentro tendrá muchas opciones de salir este año del Tottenham ya que André Villas-Boas, su técnico este curso, no cuenta con él como clave medular.

Ahora mismo el jugador se prepara para volver a los entrenamientos después de someterse a una cirugía en su pie derecho (problemas talón de Aquiles), pero su lugar lo han ocupado otros nombres que el propio nuevo técnico portugués, solicitó para ese puesto. Incluso, su prioridad era haber contratado a Joao Moutinho en los minutos finales del mercado de traspasos, pero no pudo ser. Por ello, escucharán ofertas por el internacional inglés, ya de 32 años y con problemas físicos arrastrados.

Es más, se teme que muchos de los tratos amistosos de Parker, sobre todo con jugadores del Chelsea (de donde Villas-Boas salió fatal hace un año), tengan razones concretas en estas decisiones. Y es que Parker tiene estrechos vínculos con Frank Lampard y John Terry, porque pasó 18 meses en el Chelsea hace algunos años.

El nuevo jefe de los Spurs está dispuesto a establecer su autoridad en White Hart Lane y tal vez sea una coincidencia que esté dispuesto a prescindir de Parker. Ahora, el inglés, como sucedió hace días con otro carácter del vestuario, Rafael van der Vaart, tiene fecha de caducidad.

Artículos relacionados