thumbnail Hola,

Medios de comunicación apuntan al colombiano como objetivo merengue, con el padre del jugador señalando hacia la Castellana. Su cláusula de rescisión es 60 millones de euros

Semana movida donde las haya en la Casa Blanca. Primero, por la tristeza de Cristiano Ronaldo. Y ahora, por la posibilidad de fichar a Radamel Falcao. Al menos, así lo aseguraban en el programa Punto Pelota, explicando que el colombiano está en la agenda merengue. Y lo que es más sorprendente, el padre del propio Falcao destapó la caja de Pandora al reconocer poco después en una radio de Medellín que el sueño que siempre tuvo Radamel Falcao es “jugar en el Real Madrid”, y que “cambiará de equipo al final de este año”, como ya pudo haberlo hecho este verano.

Una declaración de intenciones que ha desatado la rumorología y ha generado multitud de debates en torno al posible fichaje merengue, aunque el propio delantero atlético haya intentado amortiguar todo el revuelo que se ha generado. Y lo cierto es que, aunque la noticia ha sido acogida con esperanza en algunos sectores del madridismo, el club blanco debería solventar muchos obstáculos durante este año para poder materializar el traspaso.

El primero de todos, el obstáculo económico. Y es que la cláusula de rescisión de Radamel Falcao asciende hasta los 60 millones de euros. El colombiano le costó más de 40 millones de euros al Atlético de Madrid, y está valorado en unos 50 millones según el portal especializado Transfermarkt, con lo que las cantidades que se manejen en esta operación siempre rondarán los 50 ó 60 millones de euros. Una cifra que sólo ha alcanzado con galácticos como Figo, Zidane, y más recientemente, con Ronaldo y Kaká. Pero que no coincide en absoluto con la política de austeridad en fichajes que ha emprendido el club blanco en los últimos años.

Sea como fuere, y ahí está el segundo gran obstáculo, antes de hablar de dinero, el Atlético de Madrid tiene que abrir las puertas de sus oficinas para dejar pasar al Real Madrid, algo que no está ni mucho menos claro. No en vano, en el verano de 2011 se negó en rotundo a la posibilidad de vender al Kun Agüero al club blanco, y seguramente en este caso sucederá lo mismo. Es más, según apuntan algunos analistas muy acertadamente, este rumor que le coloca en el Real Madrid será la excusa perfecta para que pueda ser vendido a la Premier League y que la afición lo tome tan sólo como un mal menor.

Y por último, el otro gran obstáculo con el que se encuentra el Real Madrid es que no tiene hueco en la plantilla blanca, donde ya se encuentran Gonzalo Higuaín, Karim Benzema y Cristiano Ronaldo, además de Álvaro Morata. Un Ronaldo que el año pasado marcó 60 goles con el equipo blanco, por los 36 de Falcao. Un Benzema que marcó también hasta 32 goles con la elástica merengue. Y un Higuaín que marcó 22 goles en Liga por los 24 de Falcao, pero jugando 1300 minutos menos que el colombiano.

Unas estadísticas que seguro invitan a pensar al club blanco en el alto riesgo que tiene un cambio de cromos mientras no sea estrictamente necesario, o económicamente aconsejable. Y eso siempre y cuando consigan entablar negociaciones con el Atlético de Madrid. Lo que convierte esta operación en altamente complicada.

Artículos relacionados