thumbnail Hola,

Pese a los 42 millones de euros que ha pagado el Real Madrid, el croata puede ser el caso inverso al del brasileño, que se ha devaluado hasta el extremo en dos años

 Adrián Boullosa
 Editorial | Real Madrid
Síguele en

El Real Madrid ya tiene al refuerzo que ha estado buscando durante todo el verano. Luka Modric firmó este lunes por el conjunto merengue y lo hizo para apuntalar una plantilla que el año pasado fue capaz de arrebatar la Liga al Barcelona y quedarse a dos pasos de conseguir la Champions.

Pero el centrocampista croata tendrá que demostrar mucho en el Santiago Bernabéu. Su llegada desde el Tottenham supone un gran desafío que tendrá que superar para adaptarse a tiempo a un equipo que viaja a velocidad de crucero, pese a su mal arranque esta temporada.

Precisamente, Modric tendrá que soportar a la fuerza las comparaciones con otro gran refuerzo del Real Madrid que actualmente no cuenta para José Mourinho, y es que la sombra de Kaká es alargada...

Sin embargo, analizando bien las llegadas de ambos futbolistas al conjunto merengue, encontramos varias diferencias que pueden resultar determinantes a la hora de valorar un fichaje y otro.



Kaká llegó en el año 2009 con la vitola de gran estrella y teniendo un puesto indiscutible en el esquema del nuevo Real Madrid galáctico que Florentino Pérez construyó tras su regreso a la presidencia.

El importe total del fichaje fue de 65 millones de euros, y el brasileño empezó a percibir una ficha de diez kilos. En total, desde que el ex del AC Milan recalase en Concha Espina hasta hoy, Kaká ha costado a las arcas merengues más de 95 millones si contamos sus honorarios y su contratación, ofreciendo una retribución deportiva más que cuestionable.

LOS DOS TRASPASOS EN CIFRAS
MODRIC
42
+
7.3
Modric llega por 42 millones entre fijos y variables. El croata 'solo' cobra 7.3 millones, lejos del sueldo de la gran estrella merengue, Cristiano Ronaldo
 KAKÁ
65
+
10
Kaká fue comprado por 65 millones de euros y dispone de una de las fichas más altas del equipo. Cobra 10 kilos y apenas juega. Por eso es fundamental buscarle una salida.
Por su parte, Modric se ha convertido en nuevo jugador merengue por una cantidad netamente inferior (42 millones de euros si sumamos pago fijo y variables) y tendrá un salario de 7.3 millones. Pese a no ser un refuerzo "económico", lo cierto es que el Real Madrid se lleva a un jugador contrastado en la Premier que ya quiso el Chelsea por una cifra aceptable.

En total, Modric costaría menos de 64 millones de euros cuando lleve tres temporadas en el club, lo que supondría un ahorro total de 31 kilos si lo comparamos con el traspaso de Kaká.

Respecto al rol de ambos también hay diferencias: el brasileño llegó en 2009 a un equipo en construcción para ser un líder dentro y fuera del campo, pero las lesiones y sus dificultades de adaptación motivaron que poco a poco pasase a ser un actor secundario.

Precisamente ese parece ser el cometido de un Modric que está considerado como un refuerzo de lujo: Mourinho no está dispuesto a renunciar al doble pivote en la medular, lo que provoca que la inclusión del croata en el once dejase en el banquillo a Özil o a Di María. Pero precisamente ir de tapado puede ser muy positivo para que vaya adquiriendo confianza y galones en el vestuario poco a poco, un proceso imprescindible para triunfar.

Kaká y Modric. Modric y Kaká. Dos refuerzos caros, pero también muy diferentes. Uno ya ha demostrado todo lo que podía en el Bernabéu y el otro no tiene límites. Ahora solo queda esperar.

Artículos relacionados