thumbnail Hola,

El turco terminará saliendo de Concha Espina este verano. Sólo como cedido aseguró José Mourinho. Aún se confía en él pero, por diversos motivos, todavía no ha demostrado nada

“El mercado de fichajes está abierto, y aún pueden salir y llegar jugadores hasta el final de agosto” explicaba este sábado el mismo José Mourinho. No lo citó esta vez directamente, pero ya lo había hecho con anterioridad: uno de esos jugadores que seguramente saldrán de la disciplina merengue será Nuri Sahin. “Su salida es lo mejor para su felicidad, para recuperar su autoestima, y para el Madrid, porque tiene contrato en vigor, para que se recupere y luego pueda rendir. También será bueno para el club en lo económico” razonaba el técnico de Setúbal.

Eso sí, siempre como cedido, de forma que el Real Madrid nunca pierda el control sobre el jugador. Y es que aún se confía en las posibilidades del mediocentro turco, que ha demostrado ya sus cualidades en la Bundesliga, y que aún es joven como para recuperar su mejor nivel, o incluso aumentarlo. A pesar de que no haya triunfado en el club blanco. Entre otras cosas, porque se han acumulado muchas circunstancias negativas para contra el concurso de Nuri Sahin. He aquí las principales:



Las lesiones


El jugador turco llegó lesionado procedente del Borussia Dortmund. Nada menos que arrastrando una rotura de los ligamentos de su rodilla derecha producida en abril. Pero es que sus primeros pasos en la disciplina merengue fueron de todo menos firmes. No en vano, en la gira madridista por Estados Unidos sufrió un esguince en su rodilla izquierda, dolencia de la que recayó al poco de regresar a la capital española. Lo que le mantuvo varios meses apartado del equipo madridista. Algunos medios se aventuraron a culpar a José Mourinho por forzar su reaparición, pero sea como fuere, desde luego que la entrada de Sahin en el Real Madrid no fue ni mucho menos con el pie derecho. No en vano, jugó sus primeros minutos con el Real Madrid en la 12ª jornada, en noviembre, ante el Osasuna.


La competencia y la falta de ritmo


El hecho de que Sahin debutara en noviembre trajo consigo otra consecuencia lógica. Cuando el resto de sus compañeros alcanzaban su primer pico de forma, el turco se encontraba “de pretemporada”, como el mismo José Mourinho reconocería. Una pretemporada muy particular además, puesto que no podía sumar minutos de competición siquiera, sólo de entrenamientos. El Real Madrid contaba con Xabi, Khedira, Lass, Granero, Ozil y Kaká, todos en mejor estado de forma que el propio Sahin, y el equipo ganaba y ganaba, apretado por sus propias exigencias, lo que reducía sobremanera el margen de Mourinho para hacer cambios y poder dar alas a Sahin en partidos oficiales. Como la pescadilla que se muerde la cola, sin minutos en partidos, el mediocentro no podía progresar, pero sin progresar, Mourinho no podía darle minutos en los partidos.


Sahin no habría dado todo de sí mismo


El turco fue protagonista indirecto en la rueda de prensa de José Mourinho de este sábado. Preguntado por la razón por la que Sahin no tendría las mismas oportunidades que Benzema para evolucionar dentro del propio Madrid, sino que tendría que hacerlo fuera del club, el técnico merengue dio a entender que el jugador no habría hecho todo lo que estaba en su mano. O más concretamente, que no había hecho lo mismo que el delantero galo. "Benzema es Benzema, y Sahin es Sahin. Benzema ha conseguido mantener la fuerza mental en los momentos de dificultad, ha demostrado que podía salir del momento difícil, y paso a paso ha ido mejorando y no empeorando, y siempre ha sido muy objetivo y directo con su decisión de vencer en el Madrid y continuar aquí. El tiempo ha demostrado que él tenía razón, y que tenía esa fuerza interior para recuperarse". Lo que, indirectamente, invita a pensar que efectivamente Sahin no hizo lo mismo que Benzema. Algo que, por otra parte, ya habían deslizado algunos medios de comunicación hace meses.

Artículos relacionados