thumbnail Hola,

Al croata le esperaban en Londres este jueves y lo primero que ha hecho es reunirse con André Villas-Boas. Quería tener cerrado ya su fichaje. No se ha unido a sus compañeros

El 19-J era la fecha que llevaba marcada en el calendario del madridismo desde hace días. Y esa fecha ha llegado. El día tope en el que Luka Modric debía llegar al Real Madrid. El día en el que Luka Modric debería reincorporarse a los entrenamientos con el Tottenham, algo que terminará haciendo, como jugador spur que aún es. Y es que, aunque el fichaje del croata por el Real Madrid lleva rondando desde que Croacia fuera eliminada de la Eurocopa, no ha terminado de concretarse su salida de White Hart Lane.

El conjunto londinense lleva diez días de pretemporada, desde el pasado 9 de julio. Modric, al haber jugado en la Eurocopa tenía más días de descanso, pero el asueto habría tocado a su fin, toda vez que ha llegado el día que estaba fijado el regreso del talentoso mediapunta: este jueves. Ni el jugador ha dicho lo contrario, ni el club ha comunicado que no haya intención del futbolista por encontrarse con André Villas-Boas y el resto de sus compañeros en la pretemporada spur.

Se da la circunstancia de que este miércoles el Tottenham jugó su primer amistoso de la pretemporada. Contra el Stevenage en el Lamex Stadium (ganó 0-2 con goles del recién llegado Sigurdsson y Falqué). Con lo que el croata, aunque se incorpore a la disciplina spur, de momento no ha tenido que lucir la nueva equipación del conjunto londinense. Solventado este envite, querría evitar el órdago que supone viajar a la gira del Tottenham por Estados Unidos, y que comienza este sábado. Pero vista la cadencia de las negociaciones, seguramente tenga que terminar haciéndolo también.

Según informes desde la prensa española a principios de este mes de julio, la primera circunstancia que quería evitar a toda costa Luka Modric era tener que regresar a los entrenamientos con el Tottenham, y más aún, tener que volver a jugar con la camiseta de los Spurs, o tener que hacer la gira norteamericana. Y es que el croata tiene claro que su futuro no está en White Hart Lane, así se lo ha comunicado al propio Tottenham, y no quiere que su traspaso se dilate más en el tiempo.

Primero, porque evidentemente influye al Tottenham, que entrena en julio con un jugador que no formará parte del plantel definitivo. Por su club de destino, que todo parece apuntar a que será el Real Madrid, porque eso retrasaría su acoplamiento al nuevo equipo. Y también, por qué no, precisamente por el propio jugador, porque quiere tener claro cuanto antes dónde jugará.

A día de hoy, parece claro que el Real Madrid se hará con los servicios de Modric. Según informes de medios españoles, el club blanco y el jugador podrían haber llegado ya a un acuerdo en la duración del contrato y en el salario a percibir incluso. Lo que no está tan claro es si se materializará más tarde o más temprano. Y es que aún deben ponerse de acuerdo los clubes en el montante de la operación. El Tottenham empezó pidiendo 50 millones. Parece que podría cerrarse por una cantidad más cercana a los 44 millones. Pero aún debe concretarse. Con lo que mientras tanto, y pese a los deseos del jugador, Modric deberá reincorporarse a la disciplina del Tottenham. El 19-J ha llegado.

REUNIÓN CON VILLAS-BOAS NADA MÁS LLEGAR SIN VESTIRSE DE CORTO

Y lo primero que ha hecho Luka Modric nada más aparecer por la concentración del Tottenham este jueves por la mañana ha sido reunirse con André Villas-Boas, el nuevo técnico del cuadro londinense, con el que aún no había coincidido, según publica el diario As. Presumiblemente le habrá comunicado su decisión de abandonar White Hart Lane, algo que ya habría espetado a los dirigentes del club. Tras ello, Villas-Boas ha completado la sesión prevista para esta mañana, pero no el propio Modric, sin que se sepa a ciencia cierta si es que se ha negado en rotundo, o incluso ha llegado a declararse en rebeldía para forzar así su salida.

Artículos relacionados