thumbnail Hola,

Cuatro jugadores del superagente portugués -Salomao, Bruno Gama, André Santos y Pizzi- defenderán esta temporada la camiseta blanquiazul

Negocio y deporte se funden inconfundiblemente en la figura de Jorge Mendes, el agente de futbolistas más poderoso del mundo. Su empresa, Gestifute, que aglutina nombres como Cristiano Ronaldo, Falcao o Mourinho, está valorada en 563 millones de euros. Además de gestionar en primera persona esta multinacional del fútbol, Mendes es asesor de fondos de inversión deportivos como Quality Sports Invesment. En los últimos quince años, los traspasos auspiciados por el representante portugués han movido de manos alrededor de 650 millones de euros.

Conocido su ascendiente en el Real Madrid, el Deportivo de la Coruña también es territorio Mendes. Para el portugués, el Depor supone una vuelta a los orígenes. Tratar con Augusto César Lendoiro significa reunirse con el hombre que posibilitó la primera piedra de la incipiente carrera de Mendes, pues el dirigente gallego apadrinó la primera gran operación del agente hace dieciséis años: el fichaje del portero Nuno por el Deportivo. Ahora, cuatro futbolistas de Mendes defienden la camiseta blanquiazul: Tres cedidos, Salomao, André Santos (Sporting de Portugal) y Pizzi (Atlético de Madrid) y Bruno Gama en propiedad.

Se trata de una relación bidireccional la que tienen el Deportivo y Jorge Mendes. Por un lado, el club coruñés se beneficia de los préstamos auspiciados por el representante y este encuentra una plataforma ideal para promocionar a futbolistas medios de su empresa. La austeridad económica que lastra a la mayoría de los conjuntos españoles obliga a los gestores a encontrar vías alternativas para fortalecer las plantillas. En esos mares de necesidad, Mendes, el ‘Tiburón’, se mueve a la perfección.

Siempre ha buscado el agente orquestar traspasos múltiples y reunir en un equipo a varios de sus representados. En el Madrid, Mourinho, Ronaldo, Pepe, Calvalho, Coentrao y Di María comparten el mecenazgo de Mendes. Cuando el técnico de Setúbal desembarcó en el Chelsea, el agente colocó progresivamente en el club londinense a Tiago, Cech, Paulo Ferreira y el propio Carvalho. En el Manchester United, por su parte, aterrizaron, además de CR7, Nani, Anderson y Bebé.


Pizzi | El atacante espera contar con más oportunidades en el Deportivo de la Coruña

Hasta ahora, el Deportivo ha obtenido réditos futbolísticos de el entramado de Mendes. Visto como un salvavidas cuando el equipo descendió a Segunda División, la temporada del regreso ha encumbrado a Salomao y sobre todo a Bruno Gama, sin duda uno de los artífices del exitoso curso deportivista. Las incorporaciones de Santos y Pizzi exponen una necesidad acuciante para Mendes. Ambos jugadores vienen de contar con pocas oportunidades en sus respectivos equipos y el Deportivo se intuye como un buen destino para elevar su cotización de cara a futuros movimientos. Especulación futbolística en estado puro.

Es posible que la relación entre estos dos ‘amigos’ por interés siga creciendo, ya que futbolistas de Gestifute como Hélder Postiga o Diego Costa también podrían encontrar acomodo en Coruña. El lugar donde todo comenzó para Jorge Mendes, es ahora su nuevo patio particular. Consentido por Lendoiro, alguien listo como pocos que sabe en Mendes, el ahijado, una oportunidad barata de volver a ser grande.

Artículos relacionados