thumbnail Hola,

Desde jugadores hasta periodistas, muchos han sido protagonistas de la frase: "Donde dije digo, digo Diego"


 Quillo Barrios
 Especial | Eternos Rivales
Síguele en

El fútbol ha cambiado mucho en las últimas décadas. Antes, muchas de las acciones o palabras de los jugadores pasaban inadvertidas. Ahora, con tantas cámaras, tantos medios de comunicación y la existencia de las redes sociales, cada frase tiene un gran peso.

Mesut Özil habló en Bild hace dos años y dijo que "jugar en el Barcelona ha sido siempre mi sueño. Y espero hacerlo algún día". Meses después, fichaba por el Real Madrid, club en el que se ha convertido en uno de los mejores jugadores del mundo.

Un guión parecido protagoniza Luka Modric, que se declaraba fan del Barcelona, posaba con su camiseta y ahora parece estar muy cerca del Santiago Bernabéu.

"Me agrada de alguna manera que los medios me sitúen en ese contexto, en el contexto de un futbolista que puede jugar en el mejor club del mundo. Pero por otro lado hay que ser realista y saber que son sólo exageraciones de la prensa", declaró el croata en 2010 cuando le preguntaron por la posibilidad de ser traspasado al Barcelona, club que lo seguía muy de cerca.

Parecía culé en 2010
Barcelona Real Madrid 
¿Merengue en 2012?

Aún así, el caso de Luka Modric no es, ni mucho menos, el que más polémica ha despertado en el mundo del fútbol. El primer puesto es, sin lugar a dudas, para Luis Figo, que jugó en FC Barcelona y Real Madrid para acabar siendo odiado por los propios aficionados culés.

Y es que, el ex jugador portugués cambió Camp Nou por Santiago Bernabéu después de soltar dos frases que, leídas o escuchadas en su mometo, no nos llevaban a pensar el traspaso que iba a protagonizar Figo. "Blancos, llorones, felicitar a los campeones", disparó en la celebración de un título con el Barcelona.

"Gane o pierda Florentino, no iré al Real Madrid", aseguró días antes de celebrarse las elecciones a la presidencia de la entidad blanca. El propio Figo tuvo que tragarse poco después su frase, ya que Florentino ganó y fichó al crack, que se convirtió en el hombre más odiado por el barcelonismo.

FC BARCELONA
REAL MADRID


Después del Caso Figo vinieron otros, pero ninguno como el de Mario Balotelli. El delantero, que ahora viste la camiseta del Manchester City, fue capaz de dividir a toda una ciudad cuando jugaba en el Inter de Milán a las órdenes de José Mourinho.

Si las declaraciones de Supermario siempre suelen levantar expectación y/o polémica, lo que dijo en 2009 rompió con todo lo establecido. Sólo él es capaz de declararse fan del AC Milan mientras defiende los intereses del Inter de Milán.

"Soy hincha del Milan. Si estoy jugando en el Inter es porque este año tocaba así", remató, dejando helados a todos, el bueno de Mario Balotelli. Finalmente, el crack abandonó el Giuseppe Meazza, pero no para recalar en el club rossonero, sino para fichar por el Manchester City, donde parece haber encontrado estabilidad a nivel deportivo.


En el año 2009, y defendiendo la camiseta del Inter de Milán a las órdenes de José Mourinho, Balotelli soltó el bombazo del año: "Soy hincha del Milan".

Por último, rescatamos el caso de alguien que no es futbolista, ni presidente, ni tampoco entrenador de fútbol. Hablamos de Sara Carbonero. La periodista aseguró, en 2010, que era aficionada del Atlético de Madrid "de toda la vida".

No deja de ser curioso que la novia de Iker Casillas, capitán del Real Madrid, reconozca su amor por los colores rojiblancos. Y es que, a todos nos viene a la mente la siguiente pregunta: ¿A quién animará Sara Carbonero en un Real Madrid-Atlético de Madrid? ¿Se dejará llevar por el amor o no renunciará a su sentimiento colchonero?

CARBONERO
Es hincha del Atlético de Madrid y novia del capitán del Real Madrid

Encuesta del día

Artículos relacionados