thumbnail Hola,

Isaac Becerra no seguirá, y puede acompañarle Tomás Mejías. La idea es que Jesús Fernández sea el tercer portero del primer equipo. Los focos apuntan así a Fernando Pacheco

El Real Madrid se mueve relativamente despacio en el presente mercado de fichajes. Al menos en lo que se refiere al primer equipo, donde sólo se ha certificado el pase de David Mateos al Castilla. Pero es que en lo que se refiere al filial, la confección de la plantilla para la próxima temporada va cogiendo velocidad con el paso de los días.

Esta misma semana, además de la llegada de Mateos, se ha concretado también la salida de Mandi al Sporting de Gijón. El mediocentro canario terminaba contrato, pero tenía una oferta del club blanco para continuar bajo las órdenes de Alberto Toril. Pues tal y como contó Goal, el técnico seguirá al mando del filial blanco, pese a los rumores de que el club blanco podría destituirlo. Es más, según publicaba el diario Marca este sábado, el técnico podría tener incluso voz y voto en la dirección de toda La Fábrica, toda vez que esta semana también se ha confirmado la salida de Alberto Giráldez como director de formación.
Y un campo donde también se han empezado a tomar decisiones en el filial blanco es en lo concerniente a la portería, donde después de dos temporadas sin novedades, podría haber bastantes cambios de cara a la próxima temporada. Jesús Fernández, Tomás Mejías e Isaac Becerra han sido los cancerberos desde 2010, y puede que ninguno de ellos esté ya la próxima campaña incluso.

El caso de Isaac Becerra es el que admite menos dudas de todos. Pues a priori, el guardameta no estará en la disciplina merengue la próxima campaña. En estas dos temporadas estuvo siempre a la sombra de sus dos compañeros, sin gozar prácticamente de minutos. Aunque es cierto que, cuando tuvo que intervenir, lo hizo bastante bien. Sus mensajes en las redes sociales cuando terminó la temporada sonaron a una despedida adelantada en toda regla.

Otro que tampoco admite muchas dudas, pero por todo lo contrario, es Jesús Fernández. El guardameta se quedará en el club blanco, y en una reunión que mantuvo con los dirigentes blancos esta semana pasada, le confirmaron que la intención que hay en el club, la que tiene José Mourinho, es la de que sea el tercer portero del primer equipo después de estos dos últimos años alternándose con Tomás Mejías en ese puesto. Eso sí, según pudo saber Goal, aún no está confirmado si tendrá ficha del filial, ni tampoco los términos de su renovación. Algo que se irá dilucidando en los próximos días aún.

Igual que el futuro de Tomás Mejías. El portero, que lleva once años en el club blanco, quiere gozar de minutos. De minutos importantes además. Algo que esta temporada no tuvo ni en el primer equipo del Real Madrid, ni en los partidos decisivos del play-off de ascenso a Segunda, ante el Cádiz. El ‘ascenso’ de Jesús Fernández al primer equipo no implica necesariamente que tenga que salir del club blanco, pero a día de hoy, todo apunta a que así puede ser. No en vano, el propio cancerbero dejó la puerta abierta a su salida en una entrevista con Goal al finalizar la temporada: “No sé si seguiré en el Real Madrid” espetó.

Y ante este panorama, el que podría coger la alternativa en la portería del filial blanco es Fernando Pacheco, el hoy guardameta del Real Madrid C, que este domingo se juega sus opciones de ascender con el equipo merengue a Segunda B. Es uno de los valores más seguros de toda la cantera madridista, hasta el punto de que es internacional Sub-20 con España, y José Mourinho le ha hecho debutar ya con el primer equipo. Desde hace tiempo, es un tema recurrente en los pasillos y las gradas de Valdebebas, y en función de si el Real Madrid C asciende, esta misma semana se podría confirmar el ascenso al Castilla para la temporada que viene.

Así pues, muchos cambios para una misma temporada y para un puesto que normalmente se mantiene perenne. Y pueden ser muchos más aún dependiendo de cómo quede configurado el esquema en la portería del primer equipo, dependiendo de si Antonio Adán sigue como segundo portero blanco después de haber rechazado la propuesta de renovación del Real Madrid, y de si finalmente Jesús Fernández tiene o no ficha como jugador del primer equipo.  Un giro en este sentido puede dar un vuelco al panorama actual incluso. Sea como fuere, afortunadamente para los intereses madridistas, la tradición de buenos porteros en La Fábrica permanece intacta, y si hay algún problema, es para encontrar hueco a tanto talento.

Artículos relacionados