thumbnail Hola,

El presidente del Celta destaca la dificultad de retener a Oier

Carlos Mouriño, presidente del Celta de Vigo, ha hablado en una entrevista para Celta TV sobre la situación de algunos de los jugadores de la plantilla que terminan contrato de cesión, como los casos de Oier y Orellana.

"Lo de Oier francamente es muy difícil, prácticamente lo damos por descartado. El Osasuna no contempla una cesión, quiere un dinero por el jugador. Nosotros no estamos en la disposición de gastar ese dinero aunque estaríamos encantados de que Oier siguera con nosotros. Lo que Oier cobraba tendriamos que absorverlo nosotros y creemos que necesitamos ese dinero para reforzar otras líneas, por ejemplo para traer a Orellana", comentó Mouriño.

"Reitero nuestro agradecimiento, se adaptó a otro puesto, tuvo un rendimiento extraordinario, pero el fútbol es lo que es, pero tenemos claro que el trabajo que nos costó sanear al club, no queremos echarlo a perder haciendo contratos que no están dentro de nuestras posibilidades", agregó el presidente gallego.

Por otro lado, aunque el fichaje de Orellana será complicado, Mouriño asegura que pelearán por conseguirlo: "Le pido a la afición paciencia, y sobre todo, tanta confianza como tengo yo en Herrera, en Torrecilla, en Chaves y en todo el equipo, porque han demostrado el año pasado que lo han hecho bien, que han acertado con las cuatro o cinco cosas que necesitábamos. Si aspiras a grandes jugadores, hay que esperar un poquito más porque ahora están a quién le paga más, por tanto pido confianza y paciencia para esperar".

Para terminar, Mouriño habló de las necesidades económicas del equipo y las posibles ventas, destacando que no será necesario desprenderse de las piezas principales de la plantilla: "La gran tranquilidad que nos da el ascenso es que no  necesitamos vender a ningún jugador. Hasta el verano pasado cuando teníamos una oferta por un jugador era complicado, pues teníamos que conjugar la necesidad económica con la deportiva, porque si no vendías tenías que buscar los recursos para que todo el mundo cobrase. Ahora, fíjate la cara de felicidad que tenemos al no estar obligados a vender a ningún jugador".

Relacionados