thumbnail Hola,

Durante el mandato de Pep Guardiola se gastaron más de 300 millones de euros en fichajes y ahora Tito Vilanova deberá decidir lo mejor para su equipo

La época de fichajes ya está aquí y el verano se convierte en meses llenos de impaciencia, ilusiones y también desilusiones. Para muchos, fichar jugadores es como ir a comprar esos zapatos  soñados durante todo el año, siendo capaces de gastar hasta el último ahorro, pero la diferencia aquí es que se habla de muchos millones de euros.

Elegir a los jugadores que integrarán la plantilla no es tarea nada fácil y más de una vez se puede convertir en un fiasco, incluso para el mejor técnico del mundo. Guardiola se gastó 307 millones de euros en sus cuatro temporadas, pero además habrá que agregarle los 28 millones de variables  y unos cuantos malgastos.

17 jugadores llegaron al Barcelona durante estos últimos cuatro años, empezando en la temporada 2008-09 con la llegada de Dani Alves, Martín Cáceres, Gerard Piqué, Alexander Hleb, Seydou Keita, Henrique y José Manuel Pinto. La inversión fue de 94.8 millones de euros, incluidos los 6 millones de viariables.

Los primeros fichajes
 

El Barcelona pagó 16.5 mde por el uruguayo Cáceres al Villarreal, pero en su primera temporada, disputó de muy pocos minutos, aunque todos ellos fueron efectivos. Tras ser considerado el suplente de Rafa Márquez, Cáceres fue cedido a la Juventus por una temporada, regresando al Barça y ser cedido una vez más, ahora con destino en Sevilla. Al final de temporada, el Sevilla decidió conservar al defensa, pagando la clausula de opción de compra de 3 millones. Así el Barcelona perdió 13.5 millones en un fichaje que no le rindió frutos.

Otro de los que llegaron al Barça con la buena suerte olvidada fue Alexander Hleb. El bielorruso llegó procedente del Arsenal donde había tenido 3 buenas temporadas. El equipo azulgrana pagó 15 millones de euros a los Gunners por el mediapunta que apenas jugó 19 partidos y al término de la temporada fue cedido al Stuttgart, al Birmingham y al Wolfsburg hasta que finalmente llegó a un acuerdo con el Barcelona para adelantar su fin de contrato.

A la lista también se unen Henrique, Keirrison da Silva y Chigrinski sumando 48 millones de euros entre los tres jugadores. El defensa ucraniano por sí sólo había costado 25 millones de euros y gozaba de una cláusula de rescisión de 100 millones, pero al final de la primera temporada fue regresado al Shaktar Donetsk por 15 millones, argumentándose problemas económicos y no tanto una decisión técnica.

De las 4 temporadas de Pep, posiblemente el peor fichaje sea el de Zlatan Ibrahimovic. El jugador Sueco llegó al Barcelona por la cantidad de 46 millones de euros + Samuel Eto’o que estaba valorado en 20 y además, una indemnización al Inter de Milán de 5 millones por la no cesión de Hleb, es decir, que Ibra costó 71 millones y es el jugador más caro de la historia del Barcelona y también uno de los peores, no por su calidad que es indiscutible, pero su carácter lo llevo fuera del equipo tras terminar su primera temporada.

Los dos más grandes fichajes que dejó Pep fue el de Cesc Fàbregas y el de Alexis Sánchez, en conjunto, ambos jugadores costaron 55 millones más 16.5 en variables. Hasta ahora el ex jugador del Arsenal no ha demostrado valer lo que se pagó por él, pero se tiene confianza en que lo hará y Alexis Sánchez ha marcado goles muy decisivos en la temporada, aún cuando ha sido víctima de una grave lesión muscular y otras más pequeñas que le dejaron fuera de competencia por varias semanas.
Los últimos fichajes

Guardiola fichó un total de 17 jugadores en cuatro años, de los cuales 6 fueron malos fichajes y en ellos se invirtieron aproximadamente 124 millones. Ahora llegó el momento de Tito Vilanova quien ya empieza a organizar su equipo para la próxima temporada y una de las premisas será gastar poco y evitar errores.

El futuro del Barcelona es prescindir del mercado de fichajes para que la cantera sea quien nutra al primer equipo y es por ello que cada vez son menos los jugadores que llegan al Barça desde el exterior. Será tarea de Tito conservar la premisa de la cantera y analizar junto con su equipo, las mejores propuestas para el futuro.

Artículos relacionados