thumbnail Hola,

El delantero también habló sobre la selección y su vida en Portugal

Ídolo para los aficionados del Oporto, Hulk ha sonado esta semana para varios equipos grandes de toda europa, incluido el Chelsea, club que más se ha interesado por el brasileño hasta el momento. Para el jugador, esto significa el reconocimiento de su trabajo en el campo, algo que también ha sido agradecido por los hinchas del club.

"Me siento muy querido y no sólo por los aficionados del Oporto. Cuando estoy en la calle los aficionados del Benfica muestran su admiración y veo eso muy digno. Intento recompensar a los aficionedos del Oporto dentro del campo todo ese ánimo que ellos me dan. Cuando llegué aquí tenía toda la libertad. Como yo digo, si me tuviera que ir ahora, llevaría al equipo en el corazón y a los aficionados quiero agradecerles todo el cariño que ellos me tienen a mi", dijo el delantero en declaraciones a Lancenet.

Después de una temporada llena de éxitos, el jugador no tiene prisa para decidir su futuro. "Voy a continuar siempre trabajando bien y manteniendo los pies en el suelo. Independientemente de que me quede aquí o me vaya. También creo que  ya estoy  desde hace cuatro años en el Oporto y gané muchos título, tengo una relación muy buena con todos. Si fuera la hora de salir, voy a salir feliz y llevaré al Oporto en el corazón porque escribí una bella historia aquí. Tengo certeza de que ellos van a aceptar mi salida, que entenderán mis motivos. Y en el nuevo club al que vaya voy a dar lo mejor, para así también poder representar la Selección Brasileña y ser convocado por el técnico Mano Menezes."

El delantero también habló sobre la selección brasileña y es que todavía no sabe si está en la lista de jugadores de más de 23 años (tiene 25) para ir a las olimpiadas. Hulk deja la elección al entrenador, que tiene varias opciones.

"Sé que Brasil nunca ha ganado la medalla de oro y con certeza luchará  para conseguirla. Si Mano piensa que debo ir, puede contar conmigo, pues ganas no me faltan. Sin embargo sé que es difícil para el entrenador elegir entre miles de jugadores y escoger sólo tres con más de 23 años. Es una tarea muy difícil ", dijo el atacante.

Por fin, el jugador habló de la posibilidad de jugar en Brasil en un futuro, pero admite que esto aún no está en sus planes. Con dos hijos pequeños, sin embargo, él admite la posibilidad.

"Yo ya tenía ganas de jugar en Brasil. Cuando la familia comienza a crecer, llegan los hijos y de repente comienzas a pensar en todo eso. Hoy estamos acostumbrados a vivir en Europa. Aún así aún tengo ganas, aunque no se cuando ocurrirá . Sería bonito jugar un día el Campeonato Brasileño, que es muy competitivo, con 18 equipos de los 20 luchando por el título".


Artículos relacionados