thumbnail Hola,

Goal.com te revela en exclusiva como una deuda del agente del brasileño con Florentino Pérez puede abrir las puertas del equipo merengue a la estrella del Sao Paulo

El Real Madrid está planificando ya la plantilla de la próxima temporada. Los canteranos han aporreado la puerta este fin de semana con un ascenso del Castilla a Segunda División que ha despertado mucha expectación entre los propios jugadores, y el madridismo en general. Sin embargo, de momento la mirilla del cuerpo técnico merengue parece apuntar más allá de los muros de la Ciudad Deportiva de Valdebebas.

De hecho, este mismo fin de semana se ha podido ver al mismísimo José Mourinho en Hamburgo presenciando el partido amistoso entre Brasil y Dinamarca. Allí estaba jugando Danilo, el lateral del Oporto, y también Lucas Moura, el mediocentro brasileño cuyos padres ya estuvieron visitando el Bernabéu y cenando con Florentino Pérez hace escasas semanas.

La idea es utilizarlo en esa posición de mediocentro creativo que tanta falta le ha hecho al Madrid. Moura es ya un jugador fijo con la selección absoluta,  talentoso, con buen desplazamiento y con un buen disparo. En Brasil juega un poco más avanzado y también lo puede hacer por banda, pero en el Madrid lo toman como complemento en la medular, toda vez que Sahin no ha terminado de demostrar esas mismas cualidades que se esperaban de él.

Desde Brasil se dice que el mediocentro del Sao Paulo no saldrá de su tierra natal hasta dentro de dos temporadas. Pero en España se habla de que el Real Madrid podría intentar cerrar su fichaje este mismo verano, antes de que el su precio suba en el mercado, y para que desde ya pueda acompañar a Xabi Alonso en la medular merengue.



Sea como fuere, lo que no se puede negar es que el Real Madrid anda buscando un mediocentro, y que la familia y representante de Lucas Moura han negociado ya con la directiva merengue, algo que el propio presidente del Sao Paulo ha reconocido abiertamente. Además, Wagner Ribeiro tiene una relación muy cercana con Florentino Pérez, tanto personal como profesional.

De hecho, el superagente brasileño, no hace tanto en el primer cajón del podio que hoy ocupa el portugués Jorge Mendes, ya ha hecho fructificar varios traspasos con el Real Madrid. Algunos tan importantes como los de Kaká, por el que se pagaron 65 millones al Milan, Robinho (30 millones de euros), o Baptista. Asimismo, hace años ya se encargó de que Neymar estuviera en la capital española pasando unas pruebas con el Real Madrid, y el verano pasado estuvo llevando todas las negociaciones para acercarlo a Concha Espina.

En su momento no fructificaron, dejando en muy mal lugar al Real Madrid, que sin tiempo para más fichajes tuvo que renunciar a contratar un atacante más cuando había estado todo el verano haciendo guiños al habilidoso Neymar. Como Goal.com reportó hace unos meses, Ribeiro tiene una deuda importante con Florentino, quien le prestó dinero para salir de una situación complicada en su divorcio, y el traspaso de Neymar era una manera de resarcir esa deuda. Al caerse, el compromiso del agente se mantiene, y Moura puede ser la llave para saldarlo de una vez por todas.

Por lo pronto, los dos personajes ya han puesto el rumbo para que Lucas Moura esté vestido de merengue más pronto que tarde. Ahora sólo falta convencer al presidente del Sao Paulo, Juvenal Juvêncio, quien hace unos días afirmó que habría rechazado una oferta de 32 millones de euros por el talentoso joven. Hará falta mano izquierda y paciencia, justo lo que falló en el caso Neymar.

Relacionados