thumbnail Hola,

El conjunto colchonero deberá mover ficha en el mercado de cara a garantizar una zaga de garantías con la mínima inversión económica posible

ANÁLISIS

El Atlético de Madrid ya se ha puesto manos a la obra para confeccionar la defensa de cara a la temporada 2012-13 después de la marcha de dos veteranos como Antonio López, hasta ahora capitán del conjunto colchonero, y Luis Amaranto Perea, que se marcha de la ribera del Manzanares tras ser el jugador que más partidos ha disputado con la elástica rojiblanca en toda la historia.

Con la salida de ambos futbolistas, la defensa del Atlético se ha quedado bajo mínimos: Silvio, Álvaro Domínguez, Godín, Miranda y Filipe Luis son los únicos zagueros que tiene el club madrileño a falta de los nuevos refuerzos.

UN NUEVO DESAFÍO
El Atlético quiere ganar en seguridad defensiva para no sufrir la irregularidad de la pasada temporada. Los de Simeone quieren aspirar a todo y deben fundamentar su nuevo proyecto desde atrás.
Parte de la savia nueva que está por llegar al Vicente Calderón se ha forjado a muy pocos kilómetros: tras seis meses curtiéndose en un equipo que ha conseguido la salvación, Pulido abandonará el Rayo Vallecano para ponerse a las órdenes del Cholo Simeone y será el argentino el que decida si el canterano debe quedarse como un miembro más del primer equipo.

Pese a que los dos puestos de central están cubiertos con Domínguez y Godín, desde la secretaría técnica rojiblanca ya se trabaja para encontrar un refuerzo en el mercado que sirva para elevar el tono competitivo de la plantilla.

Alberto Botía es el gran favorito, ya que a sus 23 años tiene experiencia en Primera División y mucho margen de mejora. El Atlético quiere entrar en la puja (aunque otros equipos como el Sevilla también persiguen al de Alquerías), pero tendrá que esperar a conocer la decisión del Barcelona, que posee una opción de compra por el jugador. Previsiblemente los catalanes la ejecutarán e intentarán utilizarlo como moneda de intercambio en un posible trueque por Adrián...

En la lista también están Álvaro González y Alejandro Arribas: el futbolista del Racing de Santander busca una salida urgente después del descenso cántabro y desde El Sardinero intentarán hacer caja con su marcha, mientras que el central del Rayo acaba contrato y todavía no tiene cerrada su renovación, por lo que podría llegar libre.

Atlético
ATLÉTICO | A la caza de un central
Álvaro González Alberto Botía Alejandro Arribas

El lateral derecho, por su parte, no tendrá cambios: el excelente momento de Juanfran, convocado por Vicente del Bosque para la Selección Española, la presencia de Silvio (que llegó al principio de la temporada) y la irrupción de un joven valor como Javi Manquillo hacen que el carril esté bien cubierto.

Y por último, se busca como objetivo prioritario un inquilino para la banda izquierda: la marcha de Antonio López ha provocado que Filipe Luis sea el único extremo puro para ese lado. El brasileño tiene toda la confianza de Simeone, y por eso en el Atlético están sondeando una opción "low cost" que pueda llegar libre o a muy bajo precio.

En la agenda colchonera se encuentra el lateral del Rayo Vallecano José Manuel Casado, que ya ha mostrado su predisposición a jugar en el Vicente Calderón. Además, también se cuenta con la opción de Mario Gaspar, que llegaría libre y encontraría una gran oportunidad para abandonar el Villarreal ahora que el "Submarino" se ha hundido en la Segunda División.

José Manuel Casado Mario Gaspar

Sigue a Adrián Boullosa en Follow adrianboullosa on Twitter

Artículos relacionados