thumbnail Hola,

Las pocas alternativas de calidad en el mercado, obligan al entrenador portugués a querer mantener al meta. Le quedan dos años de contrato, pero el portero quiere salir

José Mourinho quiere un portero de garantías como suplente de Iker Casillas para el año que viene. La idea es poder tener un Dudek, que cumpla sin discusión el rol de portero suplente del español para la temporada que viene. Pero las opciones que ofrece el mercado no son buenas.

Por eso mismo, el club pretende hablar con Adán para retenerle una temporada más. La complicación no radica en que el jugador acabe contrato y no quiera renovar, sino en que el propio jugador considera que debe tener minutos para poder mejorar como futbolista. Considera que su tiempo de aprendizaje ha terminado y que, tapado por Casillas, su posibilidad de de tener minutos son escasas.

El jugador quiere seguir los pasos de otros porteros como Diego López, César o, más recientemente, Codina. Estos han tenido que irse lejos de Chamartín para poder triunfar y en el caso del portero gallego del Villarreal, incluso ser llamado para la selección.

Mourinho quiere retener a Adán porque considera que el portero ha mejorado mucho a la sombra de Iker y que, cuando ha tenido que defender la portería blanca, lo ha hecho con garantías. Por eso, y  ante la poca calidad que ofrece el mercado, tratarán de retenerlo.

Varias son las opciones que pueden manejar desde la directiva. La primera es negarse a dejarle salir. Al portero aún le quedan dos años más de contrato y el  club espera que los cumpla. La otra opción es pedir un alto precio por él, dado que su cláusula de rescisión es elevada.

Una tercera vía que podrían manejar es la de cederlo o traspasarlo con una opción de compra. Es una opción muy usada por el Real Madrid como ha hecho con otros futbolistas, uno de los últimos casos Rodrigo, delantero del Benfica.

Son muchos los equipos los que han puesto sus ojos en Adán. Pero parece que el Deportivo de la Coruña es el que ha puesto mayor interés en la contratación del portero. Son conocidas las buenas relaciones entre el club merengue y Augusto Cesar Lendoiro, lo que propició años atrás un gran movimiento de canteranos al club gallego. Sin ir más lejos, el de Arbeloa.

Artículos relacionados