thumbnail Hola,

El delantero peruano, goleador del equipo hanseático, tiene ofertas y acaba contrato pero su míster, Thomas Schaaf, cree que puede acabar por convencerlo.

Ha sido un año lleno de obstáculos e irregularidades en el Werder Bremen, alejado de metas mayores que luchar por una plaza europea que también se acabó por escapar. Pero el gran temor del equipo hanseático radica en la posible marcha de su goleador, un veterano curtido pero aún vital como Claudio Pizarro, que acaba contrato, se negó a renovar por ahora y tendría ofertas jugosas sobre la mesa como, por ejemplo, poder regresar como alternativa de ataque al Bayern de Múnich.

Pese a todo, en un cambio de guión inesperado, el sempiterno entrenador del Bremen, Thomas Schaaf, declaró que tiene esperanzas en que acabará por convencer al delantero para que siga en su club y que, de lo contrario, tocará tomar medidas urgentes y radicales para reforzar su delantera este verano.

“Si en contra de lo esperado, el jugador rechaza la oferta, se convertirá en el segundo atacante que deja el equipo junto con Markus Rosenberg. Tendremos que contratar a dos delanteros. Este año tuvimos muchas ocasiones de gol pero no las concretamos. Y en eso fue clave”, declaró Schaad, quizás recordando que el internacional peruano, máximo goleador extranjero en la historia de la Bundesliga, cerró esta temporada con 18 goles.

Artículos relacionados