thumbnail Hola,

El comodín defensivo pretende alargar su estancia en el cuadro neroazzurri, donde se ha quedado sin hueco en los últimos meses. El Nápoles, muy atento.

Aquejado de algunas molestias físicas este curso pero desplazado de la titularidad en los últimos meses, el comodín defensivo del Inter de Milan, Cristian Chivu, aún mantiene la incógnita sobre su futuro a corto plazo. El rumano, capaz de jugar de central o de lateral izquierdo, ha perdido su lugar en los planes tanto de Claudio Ranieri como ahora con Andrea Stramaccioni. Termina contrato en junio y sin haber ampliado, muchos clubes están atentos a lo que suceda con él, aunque sigue confiando en continuar en el Inter.

"Repito, no hemos hablado con nadie. La situación no ha cambiado en los últimos días. Se discutió por primera vez con el Inter hace tiempo pero no hemos vuelto a hablar sobre este tema. No hablaremos con nadie sin saber primero lo que desea el Inter porque seguir aquí es la primera opción”, recalcó su agente, Joan Becali.

El club que más interés tiene en poder contratarlo si finalmente no sigue en Meazza, es el Nápoles, que lleva meses siguiendo de manera cercana lo que suceda en torno al rumano: "No sé, no puedo decir nada ahora del Nápoles. Es un gran club con un estadio estupendo y un buen equipo pero ahora es demasiado pronto para expresarse en términos más avanzados”, aseguró su representante, que primero pretende poder sentarse a negociar con el Inter de Milan.