thumbnail Hola,

Nacidos en América ya no sólo se fichan brasileños y argentinos. Al Camp Nou llegan en los últimos años futbolistas de otros países, como México, Uruguay, y Chile. Pero ¿cuántos?

Por Nicolás De Marco.-

Sígueme en Twitter (@nicolasdemarco)

Argentinos y brasileños triunfaron, triunfan y triunfarán en el FC Barcelona. De eso duda no cabe. ¿Y el resto de los latinos? Pues no, lamentablemente para Alexis Sánchez -primer chileno en llegar a esta institución- eso no está asegurado. Algunos por falta de talento, otros por falta de conducta, pero el resto de los latinos no son a simple vista garantías para este gigante español. Y como si el Barcelona supiese de antemano esta situación, no les ficha. Sin embargo, la sangre gaucha y canarinha brillarán por siempre en todo el mundo (salvo excepciones), y el club catalán no está exento. Porque antecedentes sobran...

No es casual que en el Camp Nou confíen tanto en los brasileños. Los primeros incorporados fueron tres, en el año 1931: el delantero Fernhando, que no se quedaría, el portero Jaguaré Bezerra de Vasconvelles, y el medio centro Fausto Dos Santos (estos dos últimos ficharon por mil pesetas al mes y las primas por victorias). Como no se permitía que jugasen extranjeros, sólo lo hicieron en amistosos. Fausto Dos Santos fue el mayor talento que había pisado el club hasta entonces. Desde aquellos tiempos, muchos fueron los brasileños que han pasado por el club blaugrana, y el próximo sería Luicidio Da Silva Batista, procedente del Palmeiras en 1948.

¿Más? Edmilson, Sony Anderson, Geovani, Rochemback, Sylvinho, Belletti (gol en final de Champions incluído), y la lista sigue con Adriano, Maxwell...etc. Nombres como Evaristo (llegó en 1957), Romario, Ronaldo, Rivaldo o Ronaldinho escribieron páginas doradas en el equipo culé. En la actual plantilla hay otro hombre tal vez sin el talento de aquellos, pero que pasará a la historia como ningún otro: Dani Alves. El nuevo contrato que ha firmado el lateral le unirá hasta 2015, convirtiéndole en el futbolista nacido en aquel país sudamericano que más años habrá vestido la camiseta del FC Barcelona. Que se sigan fichando canarinhos está justificado.

Una belleza...
Un Fenómeno... Pedazo de crack...

Tampoco es casual que en el Camp Nou confíen tanto en los argentinos. La primera vez que un jugador de aquel país llegó al Barça fue en 1915. Era Juan Garchitorena, y pesar de ser argentino, fue inscrito como español hasta que el Espanyol denunció el caso a la Federación Catalana. Así, obligaron al Barcelona a repetir todos los partidos. Si bien no son demasiados los que han brillado en la Ciudad Condal, hay muestras de sobra del talento y el hambre de gloria que tienen los albicelestes.

Por eso en los últimos años se ha fichado a varios: Pellegrino, Riquelme, Saviola, Bonano, Sorín, Maxi López, Gaby Milito, Mascherano. Messi no estaría en esta lista porque se formó en La Masía. Ah, y un tal Diego Maradona fichó alguna vez por el Barça... Tanto se confía en ellos que ni siquiera es necesario que brillen en otros conjuntos de Europa para saber que pueden rendir. Es el caso del citado Maxi López, aunque con el ahora punta del Catania el resultado posiblemente no fue el esperado. Así y todo, que se sigan fichando gauchos está justificado.

El más grande...
¿Lo conoces?... No todos son Dios...

Pero el club catalán quiere empezar a confiar en la sangre latina en general. Así pues, ha abierto el espectro y ya no se limita a contratar en América a argentinos y brasileños. Al Camp Nou han llegado en los últimos años futbolistas de otros países, como México, Uruguay, y Chile. Hace algunos años era imposible pensar en mexicanos, uruguayos o chilenos jugando en el primer equipo culé. Tampoco es lógico imaginar con la elástica del tricampeón liguero a colombianos, venezolanos, peruanos, bolivianos, paraguayos...

Sin embargo, Rafael Márquez, Martín Cáceres, y ahora Alexis Sánchez -primer chileno en la historia- son los últimos privilegiados, los últimos fichajes latinos no brasileños ni argentinos del Barcelona.

5 kilos en 2003...
16.5 kilos en 2008... 26 + 11.5 variables...

El mexicano llegó procedente del Mónaco de Francia, y el Barça pagó por él 5 millones de euros en 2003. Su carrera estuvo marcada por las lesiones, pero nada le impidió que se convierta en un referente del equipo. Llegó a jugar 240 partidos y anotó 23 dianas, muchos por ser un defensa, aunque también supo jugar de mediocentro. ¿Títulos? Todos los posibles con un club. Se marchó de la institución en 2010.

El actual jugador del Sevilla fichó en 2008 y se pagaron 16,5 millones de euros al Villarreal, dueño de la carta del jugador, que hasta entonces jugaba cedido en el Recreativo de Huelva. Marcó su primer gol en el conjunto catalán ante el Chivas USA, en un partido amistoso. En Champions, debutó ese mismo año entrando como suplente en reemplazo de otro de nuestros hombres en cuestión: el propio Rafa Márquez. Más tarde emigraría a Italia para jugar en la Juventus, y volvería a la Liga española fichando para el Sevilla.

BARCELONA
Pocos latinos llegan al Barcelona sin ser brasileños ni argentinos.

Incluso hasta se puede pensar en Giovani y Jonathan Dos Santos, los hermanitos mexicanos que si bien no fueron fichados convencionalmente por el club español, fueron criados en La Masía. A Gio lo llevaron para formar parte de las juveniles del club tras su gran actuación en un torneo con la Selección sub-12 de México. Después de dos años en la cantera azulgrana, pasó a formar parte de la plantilla 2007-08 del primer equipo. Jona, que sigue en Can Barça,  se fue a La Masía cuando fue fichado por el Barcelona a la vez que su hermano, quien actualmente está en el Racing de Santander.

Algo similar sucede con Jeffrén Suárez, nacido en Venezuela. El delantero omenzó en las categorías inferiores del CD Tenerife, desde donde partiría en 2004 hacia Barcelona para integrarse en el juvenil B del equipo culé. En 2009 debutó en Primera División al final de la temporada 2008-09, en un encuentro que el Barcelona perdió ante el Mallorca por 2-1, pero estaba ganado ya el título de liga.

Jonathan continúa...
Gio ya no es culé... Canterano latino III...

Comprados o no, nadie le quitará el privilegio a Gio, Jona y Jeffren: son tres de los pocos latinos que, en los últimos años, han logrado hacerse un lugar en el Barcelona no habiendo nacido ni en Brasil ni en Argentina.

COMPRADOS O NO, ÚLTIMOS 6 LATINOS | Ni argentinos ni brasileños
México Uruguay México Venezuela México Chile
    
     
                       
Rafa Márquez Martín Cáceres Gio Dos Santos Jeffrén Jona Dos Santos Alexis Sánchez

MÁS LATINOS... PERO EN BLANCO Y NEGRO

                         BarcelonaBarcelonaArgentina Brasil México Uruguay Chile

Además de esos seis futbolistas, para encontrar jugadores latinos en el Barcelona que no sean brasileños ni argentinos hay que viajar mucho en el tiempo.

Empecemos con los paraguayos. Eulogio Martínez es bien recordado, pero en blanco y negro. Fue el máximo goleador del conjunto barcelonista durante tres temporadas (1956-1957, 1957-1958 y 1959-1960), convirtiendo 168 goles en 225 partidos. Una vez marcó siete en un sólo partido, al Atlético de Madrid y por los octavos de final de la Copa de España. Por su parte, Cayetano Ré Ramírez se desempeñó durante once temporadas en tres equipos de la primera división de la Liga: Elche, FC Barcelona y RCD Espanyol.

Destacó especialmente en el Barça, donde tuvo sus mejores registros goleadores. En la temporada 1964-1965 marcó 26 goles y fue el Pichichi de aquel curso. Hay más, pero muy poco. Julio César Romero fue elegido el mejor jugador sudamericano en el año 1985, y formó parte del Dream Team entrenado por Cruyff. Por último, Raúl Vicente Amarilla fue el mejor sudamericano de 1990, y con el Barcelona ganó la Copa de la Liga en 1986 y la Copa del Rey en 1988. Es considerado por muchos el segundo mejor paraguayo de la historia, detrás de Arsenio Erico.

Si de peruanos hablamos, poquitos también. Hugo Sotil llega en 1973 para jugar junto a Cruyff, Asensi y Rexach, conformando uno de los mejores ataques de todos los tiempos del equipo catalán. Juan Seminario (único Pichichi de Liga que tuvo el Zaragoza) ganó con el Barcelona la Copa de las Ferias en 1966, al tiempo que en sus tiempos como azulgrana (1964-67) marcó 48 goles en 100 partidos (entre oficiales y amistosos). Por su parte, con 20 años y a la sombra de Kubala y Kocsis, el paso de Miguel Loayza en la campaña 1959-60 por el Barça fue poco más que inexistente.

Los ecuatorianos deberán esperar que Antonio Valencia, en Mancheter United, fiche alguna vez por el Barcelona... porque hasta hoy no hay registros de compatriotas en el Camp Nou. Colombianos y chilenos, más allá de ahora Alexis, tampoco. ¿Y los bolivianos? Lo máximo que hubo fue un presunto interés de la entidad catalana por un tal Luis Alberto Alí Vega, conocido en cierta ocasión como la Joya del Lleida. Pero de jugar en el primer equipo, nada...

Si alguna vez un ecuatoriano ficha por el Barcelona... ¿será otro que Valencia?



Tu comentario: Salvo argentinos y brasileños, ¿por qué crees que hay tan pocos latinos en el Barcelona? ¿Talento, conducta...?

Artículos relacionados