thumbnail Hola,

Estamos en abril, el mes en donde se decidirá prácticamente todo: Copa del Rey, Liga y Champions, dependen del último esfuerzo. Sin embargo, ya imaginamos el Madrid que se viene.

Por lvar Matusevich (ivar.matusevich@goal.com)

lvar Matusevich en Follow adrianboullosa on Twitter -y en

No hay formas de entender el Real Madrid sin el éxito de por medio y la permanente renovación de su plantilla y, hasta la llegada de José Mourinho, también de sus entrenadores, al menos, en los últimos años.

Sin embargo, cuando Florentino Pérez se decidió por traer a The Special Mou, el ambiente balompédico planetario erradicó de sus mentes inestabilidades merengues pasadas y pasó a tomar en serio la posibilidad de que los cimientos blancos se construyeran en tiempo y forma a partir de la personalidad de un ganador nato como el portugués.

No por nada, y a pesar de los roces con Jorge Valdano, Mou firmó por cuatro años. Es más, hay quienes desde el Bernabéu aseguran que el argentino se irá a final de temporada aunque, a estas alturas, es un tema menor. Por tanto, y suponiendo que José Mourinho seguirá al frente del banquillo blanco, imaginamos un Real Madrid mejor y más aguerrido, con las ideas claras y poniendo el listón cada vez más alto al Barcelona de Pep Guardiola. Eso sí, esperamos de todo menos cambio de estilo.


Línea por línea, la portería merengue está cubierta con Casillas y Adán. En el segmento defensivo se deberán aclarar ciertas dudas: Pepe, casi renovado, seguirá en el club y aunque no lo hiciera, Raúl Albiol y el comodín Álvaro Arbeloa son bastante más que suplentes de lujo. De hecho, Arbeloa ya es indispensable para Mou. Así pues, la retaguardia merengue tiene sólo un dilema: ¿otro lateral zurdo para acompañar a Marcelo, o Arbeloa para todo?

Si deciden buscar un nuevo 3, se antoja Fabio Coentrao –hablando de estilos- el hombre ideal: fuerte, buen pie en ataque, rápido y aguerrido, tiene, por tanto, perfil Mourinho.

Gareth Bale, ya renovado por el Tottenham, entra en todas las quinielas pero, por características, suma más de lo mismo a la banda zurda del Real Madrid que, juego y ataque, ya tiene con Marcelo. Insistimos, Coentrao sería el idóneo aunque otros grandes de Europa piensen lo mismo y haya que pujar por él.

El mediocampo madridista es un lujo,  según lo pensado por Mou. Físico con Khedira y Lass, equilibrio y salida clara de balón con Xabi Alonso, cambio de ritmo y sacrificio en Ángel Di María, y talento puro en las botas de Mesut Özil.

¿Defectos? Creemos que corriendo no  ganarán nunca, sino jugando más y mejor en zonas trascendentes del campo. Por el contrario, Mou prefiere el despliegue al toque. Así pues, todos y cada unos de los refuerzos a los que apunte el portugués, suponemos, irán en esa dirección.

En este sentido, mediocampistas defensivos como Michael Essien serán los que busque el entrenador luso. Steven Gerrard, como modelo de volante mixto, es decir, despliegue y remate además de rigor táctico, entraría en la lista de posibles refuerzos. ¿Más nombres? Daniele de Rossi es el eslabón perdido entre Essien y Gerrard. 

¿Y arriba, qué? Higuaín, Cristiano, Benzema y Morata pueden iniciar el tándem de delanteros que se completará con uno más. El alter ego de Mou en el campo, Cristiano Ronaldo, aseguró hace tiempo que el que más gusta al técnico es Fernando Llorente. No es de extrañar porque sus equipos han tendido el pelotazo como arma frecuente para desahogarse de la presión ajena. Para ello, cracks como Ibrahimovic, Drogba o Llorente, le vienen muy bien. Es un recurso que el Madrid no tiene aunque con Adebayor han intentado aproximarse sin éxito.

Más allá de lo que la lógica indica, Mou pedirá un atacante poderoso en el juego aéreo y capaz de aguantar el estilo directo de sus compañeros. Creemos que existe en el mercado internacional un tipo de jugador que a José Mourinho le vendría como anillo al dedo: técnicamente dotado, rápido, inteligente en los espacios y con coraje suficiente como para pelearse con una defensa que lo supere en peso y número, Carlos Tevez es el paradigma de jugador que se identificaría con lo que Mou pide.

Le falta altura física pero no futbolística. El Apache quiere irse del Manchester City y es un jugador nacido para entrenar con Mou, ya sea aquí o en Inglaterra. Deseos de superación y fortaleza anímica, son apenas un par de las virtudes del argentino. El Bernabéu vibraría con él, sin la menor duda y, como si fuera poco, podría enganchar con Özil y perforar por adentro las oposiciones rivales. ¿Su relación con CR7? Un enigma. ¿El precio? Una fortuna.

El Real Madrid irá dando pasos en su evolución siempre y cuando se mantenga el proyecto, éste o el que sea, pero todo requiere un tiempo prudencial. La coherencia entre historia y estilo al que apunta el Madrid actual lo deben contestar sus socios y aficionados, inmersos en un proceso de refundación que lleva más de un lustro. Que cada uno se conforme con lo que quiera, pero si ganar es el único objetivo, ya no tienen margen de error aunque sí de mejora. 


Real Madrid - Tottenham

1.40 € paga el triunfo madrista (William Hill)

4.20 € paga el empate en el Bernabéu (Mybet.com)

*Goal.com recomienda jugar con moderación a quienes así lo decidan.



EL DEBATE: ¿Cómo y con qué reforzarías tú al Madrid del curso 2011/2012? ¡Juega a armar tu propio equipo, vamos!.

Encuesta del día

Si fracasa José Mourinho y vuelve a ganar el Barça los títulos, ¿deberá dimitir Florentino Pérez?

Artículos relacionados