thumbnail Hola,

Un día como hoy, pero de 1973, el argentino obtenía su primer título como entrenador con Huracán e iniciaba una forma de pensar el fútbol que aún se sostiene

Alfio Basile, Miguel Ángel Brindisi, Alberto Fanesi, René Houseman, Omar Larrosa, Carlos Babington... La lista de nombres puede extenderse mucho más. ¿Quiénes fueron y qué hicieron? Entre muchas otras cosas, fueron algunos de los que le dieron el primer y único campeonato a Huracán, allá lejos, en el Torneo Metropolitano de 1973, de la mano, ni más ni menos, que de César Luis Menotti.

Lo que no muchos recuerdan es que la llegada del Flaco al banco del Globo se dio un poco de rebote. Es que en 1971 la apuesta de Luis Seijo, ese llamativo dirigente que estuvo en el club durante 13 años, había sido por Osvaldo Zubeldía, que venía de consagrarse en Estudiantes de La Plata con un estilo que era todo lo contrario a lo que terminó planteando Menotti.

Huracán, en ese momento, ya era considerado como "el sexto grande" por gran parte de la prensa, pero tenía una deuda pendiente: ser campeón. El Pincha se consagró en 1967, Vélez en 1968, Chacarita en 1969 y Rosario Central en 1971, siendo los primeros equipos denominados "chicos" en obtener un título.

El mal inicio en el club de Parque Patricios de Zubeldía hizo que deba dejar el banco antes de tiempo y el mismo Seijo fue a convencer al, en ese momento, ayudante de Miguel Antonio Juárez en Newell's. Menotti no dudó y agarró un equipo al cual rápidamente pudo cambiarle la cara. Sólo un año después, en 1972, cosechó 40 puntos en 34 partidos y tuvo a los dos máximos goleadores del campeonato: Brindisi con 21 y Roque Avallay con 17. Una pequeña muestra de lo que haría en 1973.



En el Metropolitano que lo vio campeón, el Globo pasó por arriba a casi todos sus rivales. De 32 partidos jugados, ganó 19 y perdió sólo cinco. Si bien no volvió a repetirse en la tabla de los máximos artilleros, sí fue notable la cantidad de goles que convirtió: 62 a favor y 30 en contra. Las goleadas más recordadas son un 6 a 1 a Argentinos en la primera fecha y dos 5 a 0 a Racing en la quinta y a Central en la 11° en Rosario.

Así, el Flaco orquestó un conjunto de jugadores que no sólo iban al frente y jugaban con un estilo fluido, elegante y talentoso, de la mano de Babington, Brindisi o Houseman, sino también que, entre Basile, Jorge Carrascosa y, el arquero, Héctor Roganti sabían que debían hacer el "trabajo sucio" para que los de arriba se puedan lucir de la forma en que lo hicieron.

Hoy, 16 de septiembre de 2013, se cumplen 40 años de esa campaña histórica que gestó a muchos de los que, cinco años más tarde, serían campeones del mundo con la Selección Argentina en 1978. Y gestó, también, algo mucho más importante: una forma y una filosofía que muchos defienden cuatro décadas más tarde.

Fotos: Gentileza Prensa Huracán.

Artículos relacionados