thumbnail Hola,

El equipo rosarino derrotó 2-0 a San Martín de San Juan con un gol de Cáceres de cabeza y un misil de Scocco. El local jugó 70 minutos con 10 por la roja a Víctor López.

De a poco Newell’s se va consolidando, con dos victorias y un empate en el inicio de este Torneo Inicial. Así también fue el encuentro ante el duro equipo de Facundo Sava, que conoce tan bien sus limitaciones que su prolijidad sorprende por estar en comprometido en la tabla de los promedios.

El conjunto de Gerardo Martino fue protagonista en el juego y también en el marcador, pero a los 20 del primer tiempo, la injusta expulsión de Víctor López emparejó el trámite. El árbitro Diego Ceballos se dejó llevar, quizá, por cómo se revolcó Leandro Velázquez cuando el zaguero del local lo golpeó, pero la falta no merecía más que una amarilla, porque López inmediatamente intentó sacar la pierna cuando fue al piso y ni siquiera tenía los pies hacia adelante, como para querer culparlo por intentar lastimar al rival.

Tirar el equipo atrás era una locura, por eso Martino lo hizo debutar a Heinze un poco antes de lo estipulado, como para ordenar el equipo y poder seguir atacando sin sufrir demasiado por la falta de un hombre. Pero San Martín de San Juan es un equipo que juega bien con el ancho de la cancha y cuando hay superioridad numérica es más fácil llegar al arco de enfrente, aunque también hay que destacar la rapidez y verticalidad que por momentos tuvo el conjunto de Sava.

Paradójicamente, en lugar de atacar con mayor fiereza en el segundo tiempo aprovechando el cansancio el visitante fue perdiendo ese ímpetu que había tenido en la primera etapa y eso le permitió a Newell’s bajar el ritmo del partido y pensar muy bien antes de atacar y desguarnecerse. Sin embargo, de una jugada aislada que empezó con un saque de arco, Ignacio Scocco clavó un misil en el ángulo de Luis Ardente, que voló pero no estuvo ni cerca de tocar la pelota, que se incrustó en la red con una violencia impresionante.

Facundo Sava hizo todo lo posible para que su equipo generara situaciones de peligro en el arco rival, pero ni con tres delanteros pudo tener más peso en ataque. Igualemente, le hace bien al fútbol argentino que haya equipos como el sanjuanino, que intentan poner la pelota contra el piso olvidándose de la calculadora y tratando de ganar con un estilo propio.

Es meritorio lo de Newell's, que de a poco va encontrando su mejor nivel y comparte la punta con un puñado de equipos. Además, dentro dos fechas, probablemente tendrá en cancha a Heinze y Maxi Rodríguez, dos pilares fundamentales que en los momentos de mayor nerviosismo harán pesar sus largas trayectorias.


Seguí a Luciano Garzo en


 

Relacionados