thumbnail Hola,

Michu y los españoles de Erasmus en Inglaterra

Los jugadores españoles de la Premier League volvieron a copar el protagonismo de la jornada. Miguel Pérez Cuesta ‘Michu’ es ya el máximo goleador liguero con doce goles

Estamos asistiendo, muy a nuestro pesar, a una importante y creciente fuga de talentos del fútbol español. Se puede (se debe) señalar en muchas direcciones para buscar culpables: la pésima organización de la Liga Profesional de Fútbol (LFP), la insostenible situación económica de la mayor parte de los clubes que la integran, o el preocupante desatino de los encargados de vender y fichar en España. El caso es que duele en el corazoncito de español futbolero ver cómo cada vez más perlas criadas en casa optan por probar suerte en una liga extranjera para recibir una admiración deportiva y unas compensaciones económicas que se les niegan aquí. Son acogidos con respeto y admiración en sus destinos, como si de “Bienvenido, Mister Marshall” se tratara.

Inglaterra parece asentarse como el destino ‘Erasmus’ preferido por los nuestros. Hablan de sus experiencias y usan palabras como “educación”, “comodidad” o “afición”. Tuercen algo el gesto si son cuestionados acerca del clima o la comida, cuestiones importantes, qué duda cabe, pero no provocadas ni relativas a lo estrictamente futbolístico. La resaca que ha dejado la enésima fiesta de los Erasmus españoles en la última jornada de la Premier League es digna de destacar. Se divierten y hacen divertir, incluso aunque sus equipos no estén a la altura. En poco tiempo se han hecho fuertes y gozan de un estado de bienestar que ríanse ustedes de alemanes y británicos veraneando en las costas españolas. Para muestra, un botón: siete de los dieciocho goles marcados este sábado fueron obra de jugadores españoles.

Quizás el mejor ejemplo sea el de Miguel Pérez Cuesta ‘Michu’, el jugador de moda de la Premier. Pero no es el único; otros de primera talla mundial como David Silva, Juan Mata o Santi Cazorla también se están doctorando en Inglaterra. Desde España se observa con tanto orgullo y alegría como incomprensión. Cuesta digerir que nuestros alumnos más aventajados estén en aulas extranjeras. Ni un plato de cocido antes de dormir se complica tanto…

Sobre ‘Michu’, quien presume de ser buen asturiano y por ello no sabe de rendición, ha pasado en un abrir y cerrar de ojos de fallar un penalti capital para el ascenso del Celta de Vigo a Primera a ser el máximo goleador de la liga inglesa. Tan solo necesitó una temporada de por medio con el Rayo Vallecano en la Liga BBVA para demostrar de lo que era capaz. El sábado anotó dos de los goles en la derrota por 3-4 de su equipo ante el Norwich. Acumula la friolera de 12 goles en 16 partidos y es ya el primero en la tabla de goleadores a pesar de jugar en un equipo tan modesto y limitado como el Swansea. Ni jugadores del nivel de Robin Van Persie o Luis Suárez, once y diez goles respectivamente, pueden con él. La exhibición de este domingo de Falcao ha hecho que le supere en goles ligueros, mientras que Cristiano Ronaldo tan solo le aventaja en uno. Messi es otra categoría… Además, ningún jugador español ha convertido más que él en Liga y esta situación, sumado a su llegada, versatilidad y arrojo, le hacen ser un más que serio candidato a entrar en las próximas listas de Vicente del Bosque. Lleva llamando a las puertas del seleccionador desde hace mucho y a este paso acabará derrumbándola a goles.

En España ‘Michu’, pudiendo ser protagonista, fue tratado como un personaje secundario. Ahora, en Inglaterra, es el que gana, el que mata a los malos, el que enamora a la guapa y, en definitiva, el que triunfa mientras suena una musiquita feliz. Actor de Oscar que algunas lumbreras dejaron marchar por la irrisoria cantidad de dos millones.

Pero no solo del asturiano se ha hablado este fin de semana en la Premier League. Por citar otros ejemplos, Mikel Arteta (hizo los dos goles del Arsenal desde los once metros) y Santi Cazorla volvieron a ser decisivos en la victoria de su equipo, al igual que Fernando Torres y Juan Mata en la del Chelsea, en la que fueron los artífices de todos los goles (dos del fuenlabreño y uno del burgalés). Silva y De Gea, por su parte, se enfrentaron en el duelo por el liderato. El cancerbero fue clave, mientras que el centrocampista sigue demostrando que cada vez que el balón pasa por sus botas hay esperanza para este rácano Manchester City de Mancini.

Ojalá estos aplicados Erasmus, que están siendo felices fuera de nuestras fronteras, den por finalizada su beca y regresen para triunfar aquí cuanto antes. Sitio tienen de sobra, aunque anteriormente se les haya negado. Por el bien del fútbol español, que así sea…

Artículos relacionados