thumbnail Hola,

El centrocampista de apenas 20 años ha demostrado que debe contar con más minutos desde el inicio como reclama la afición por su calidad

Rubén Pardo, jugador de la Real Sociedad, es uno de los mayores talentos que ha podido sacar el conjunto Txuri-Urdin de Zubieta en los últimos tiempos. De hecho, los aficionados donostiarras lo comparan como el nuevo Xabi Alonso a la hora de jugar sobre el terreno de juego.

El centrocampista debutó, justamente, ante el Real Madrid la pasada temporada en Anoeta perdiendo por 0-1. El canterano apenas disputó cinco minutos, aunque al final del encuentro intercambió su camiseta con Xabi Alonso, uno de sus ídolos. A partir de ese día, la afición del equipo guipuzcoano vio en sus ojos el futuro centro del campo de la Real y reclamaba más minutos para el canterano, que ya vino destacando desde el verano en el Europeo sub' 19 disputado en 2011.

Durante la pasada temporada, Pardo entrenaba con el primer equipo pero alternaba convocatorias con el filial, y solía entrar a partir del minuto 70, siempre por detrás de jugadores como Elustondo o Markel Bergara. Mientras la afición reclamaba su titularidad, el canterano esperaba en el banquillo, hasta el 4 de febrero de este mismo año cuando fue titular en el Camp Nou. Un total de 75 minutos disputados, aunque sin mucha suerte ante un rival que dominó el esférico durante todo el partido.

La próxima semana, y con las lesiones de Elustondo y Zurutuza, Montanier no tuvo otra opción de volver a poner a Rubén Pardo como titular nuevamente. Ese era el día, su día. El 13 de febrero de 2012 el centrocampista dio todo un recital en el centro del campo dominando a sus anchas el partido ante el Sevilla, y marcando un auténtico golazo para certificar la victoria de su equipo por 2-0 en el mejor partido de la temporada. Después de 75 minutos excelentes, Anoeta lo despidió con una de las mayores ovaciones recibidas hace algunos años. Ese partido fue la reclamación particular de Rubén Pardo demostrando que debía jugar muchos más minutos, además de ser titular.

A partir de ese día, los aficionados creyeron que el joven jugador disputaría la mayoría de partidos como titular, pero no fue así. No volvió a ser titular más veces la pasada temporada. Este mismo verano Pardo subió al primer equipo, pero continuaba estando por detrás de jugadores que no llegan a su nivel ni de lejos para Montanier. El pasado sábado, Pardo acompañó a Asier Illarramendi en la centro del campo de la Real en La Rosaleda, y ambos dominaron juntos toda la medular y al rival para conseguir ganar fuera de casa casi diez meses más tarde.

Era lo que llevaba esperando meses la afición, ver a Illarra y Pardo juntos desde el inicio, y no decepcionó. Se trata de uno de los mejores jugadores sub 21 de España, y el mejor jugador que ha podido salir de Zubieta desde Xabi Alonso. Iñigo Martínez jugó desde el principio de la pasada temporada porque es el mejor defensa del equipo, y no se esperó. Asier Illarramendi también, y Antoine Griezmann hace tres años comenzó a jugar por un mal fichaje en verano, pero tampoco se esperó, y aunque Montanier se empeña en decir que hay que ir poco a poco con él, Pardo volvió a demostrar que debe tener muchos más minutos desde el inicio.

"No está hecho, es muy joven, tiene que mejorar en el físico..." dice el técnico galo y otras personas de la entidad de la Real Sociedad. En el fútbol juegan los jugadores con más calidad y no tiene que haber razones como la juventud o la forma física para que no lo hagan. En la Real Sociedad y en los demás equipos deben jugar los mejores, y Rubén Pardo lo es.

Artículos relacionados