thumbnail Hola,

La selección española se juega el pase a cuartos de final ante la Croacia de Slaven Bilic, un equipo peligroso que no pondrá el encuentro nada fácil. Analizamos las claves


España juega el lunes su último partido de la fase de grupos de la Eurocopa 2012 sin tener todavía la clasificación en el bolsillo, una clasificación que tendrán que jugarse ante Croacia. Los croatas están realizando una fase de grupos muy buena y, con un empate y una victoria, llega con serias opciones de clasificarse a este último encuentro del grupo A. En Goal.com analizamos los cinco claves que España debe tener en cuenta para frenar al cuadro comandado por Slaven Bilic.


La referencia croata, Mario Mandžukić



Croacia ha encontrado a su delantero estrella en esta Eurocopa 2012. Mario  Mandžukić, delantero del Wolfsburgo, está rindiendo a un nivel impresionante y ya lleva dos goles en dos partidos en esta fase de grupos. Sin ser un punto de referencia,  Mandžukić combina su habilidad con el balón con una envergadura y unos movimientos típicos de un ‘killer’ del área.  Mandžukić ha metido 16 goles en 45 partidos con el Wolfsburgo, pero en esta Eurocopa está encontrando su mejor juego y sus goles. Además, el tándem que forma con Jelavic, delantero de área, hacen que tengamos que mantener la concentración los noventa minutos para frenar las envestidas de los hombres de Bilic.

Ponerse por delante no es una buena opción



Normalmente se dice que el equipo que marca el primer gol tiene mucho ganado en un partido de fútbol. Pues con Croacia no hay que estar tan confiado. En los dos partidos que ha disputado, el equipo ha reaccionado siempre que le han marcado un gol. Ante Irlanda, los de Trapattoni empataron el encuentro y fue en ese momento cuando la maquinaria croata se activó y llegaron los tantos que darían la victoria a su equipo.

Ante Italia, fue el gol de Pirlo el que desembocó en una mejoría del juego croata, que acabaría con el gol de  Mandžukić. Croacia tiene la virtud de mantener la intensidad, e incluso subirla, en las segundas partes, momentos en los que siempre ha ido por detrás en el marcador.

El centro del campo croata


La línea medular del equipo de Bilic la conforman jugadores de mucha calidad. Modric actuando de enganche y Rakitic y Perisic abiertos a banda, con la incombustible ayuda de Vukojevic en la parcela defensiva, crean un rombo que combina calidad con sacrificio. Rakitic y Modric abarcan una gran parte de la parcela ancha del campo, intercambiando posiciones y adquiriendo diferentes roles en el campo. Rakitic se mueve por el campo según las necesidades del partido y Modric puede subir la línea o jugar de organizador creando el juego del equipo.

Strinić y Ćorluka



Slaven Bilic cuenta con dos laterales largos que se suman al ataque con facilidad y con buen criterio. Ćorluka, lateral de los Spurs de Londres, tiene más experiencia y llegó a la Eurocopa con el cartel de uno de los jugadores importantes de Croacia. Sin embargo, poca gente conocía las virtudes de Strinić, lateral zurdo que ante Italia jugó un partido inconmensurable. Sus múltiples subidas al ataque provocan que Perisic y Rakitic puedan encarar con un dos para uno, algo que ha aprovechado muy bien Croacia en esta Eurocopa.

Les gusta tener la pelota



Sus aficionados la calificaban como ‘like Brazil’ haciendo referencia al juego de su selección. Bilić ha inculcado el fútbol de toque, de tener la pelota y mantener la posesión, características que identifican a la España de Vicente del Bosque. Croacia luchará por tener la pelota y si consiguen hacerse con el centro del campo España puede sufrir más de lo esperado para crear ocasiones de gol.  

Artículos relacionados