thumbnail Hola,

Pep Guardiola olvidará innovaciones y experimentos en el Bay Arena en virtud de la importancia del encuentro, optando por los de siempre para intentar resolver la eliminatoria.


Bayer Leverkusen Barcelona


Por Carlos Romero Dios (Corresponsal FC Barcelona).-

Peligrosamente el partido de Champions ante el Bayern Leverkusen tiene demasiadas similitudes con el de la pasada jornada en Liga ante Osasuna. La primera la del ambiente helado que tendrán que soportar los jugadores culés.

Un ambiente que según confiesan ahora los jugadores de Osasuna fue uno de los alicientes junto a la motivación de jugar en campo propio la que les hizo darlo todo en ese partido. Un esfuerzo que se consolidaba con la segunda derrota del Barça en Liga.

La otra motivación, clave en la victoria rojilla tuvo que ver mucho también con la alineación dispuesta por Pep Guardiola, que apostaba por los más jóvenes, con un medio campo inédito formado por Thiago, Mascherano y Sergi Roberto. Como contrapartida, Xavi e Iniesta se quedaban en el banquillo. También lo hacía Cesc, aunque Guardiola terminaba por darle salida a la desesperada en la segunda parte.

Tras el resultado conocido, el concepto “Guardiolada” pasaba a ser del todo negativo. Incluso equiparado a “Cruyffada”, término acuñado en los años de Cruyff y donde era muy propio por parte del holandés ejecutar ciertos planes que terminaban en catástrofe dentro del campo.



Lo mismo le pasó a Guardiola. Lo que antes eran maravillas del sentido común, el uso adecuado de la cantera, y la forma de adaptarse a la defensa de tres de manera brillante, se ponía ahora totalmente en contra de técnico blaugrana.

Unos piensan que el de Sant Pedor no dio la importancia suficiente al desplazamiento al Reyno de Navarra. Otros, que arriesgar las piernas de Xavi e Iniesta era demasiado precio con una Liga casi sentenciada. En todo caso, está claro que la  mente de Pep estaba más que ubicada en el partido de Champions en el Bay Arena.

Ahora, llegada la hora de Europa, ya no valen “Guardioladas”. ¿Son factibles estos experimentos en partidos europeos? En algún momento lo fueron. Desde su llegada en el verano de 2008, Guardiola ha sido capaz de dar salida a jóvenes jugadores que finalmente han acabado como titulares indiscutibles, como es el caso de Pedro o Sergio Busquets. La situación acompañaba, el Barça barría y el solo hecho de jugar al lado de Xavi Hernández o acompañado de Leo Messi en el área atacante suponía doblar, o incluso triplicar, las aptitudes de cualquiera.

En cualquier caso, la situación ha cambiado. El Barça regresa a la competición europea, tras una primera fase brillante, donde solo cedió un empate con el Milan en el Camp Nou, pero eso ya está olvidado.

La realidad y la actualidad manda, y eso es que vienen de ser derrotados en el Reyno de Navarra, en un partido complicado y muy parecido a lo que será el encuentro en el Bay Arena. Por ello, la típica “Guardiolada” volverá a su estado natural, el de la alineación en toda regla.



Que hayan desaparecido muchas de las lesiones ha ayudado. Así, muy probablemente vuelvan al medio campo Xavi e Iniesta. La incógnita llegará con el estado de Sergio Busquets, que no acaba de terminar su recuperación de a la fisura externa de su tibia. En todo caso, la figura de Thiago Alcántara siempre está presente para cubrir ese sitio.

No queda otra, y no es momento de pruebas. Como dijo Guardiola en Rueda de Prensa, “Como si ganar la Champions fuera tan fácil”. No lo es, y menos eligiendo a los jugadores equivocados.

El Míster culé ha demostrado en el pasado que la cantera vale. Ahora también lo está demostrando. Cristian Tello ha cuajado actuaciones magníficas cuando ha jugado en el primer equipo, incluso acompañándolas de goles. El papel de Sergi Roberto tampoco ha sido desmerecido, al contrario. En el partido ante Osasuna fue uno de los más atentos de su equipo. Y qué decir de Isaac Cuenca, que ha pasado en media temporada a ser considerado como jugador del primer equipo a todos los efectos.

Veremos a ver, si con media vuelta que resta casi al completo, y sin haber ejecutado fichaje alguno en el mercado de invierno, son estos jugadores capaces de mantener el ritmo y la presión que recae en un equipo como el Barça.

De momento, la última caída del Barça en Liga ya se atribuye al abuso de los canteranos. Pero la culpa no es suya. Ellos son el futuro del Barça. El futuro próximo en el caso de algunos, y es competencia de Guardiola conocer el rendimiento que pueden dar ese tipo de jugadores, no solo con este Barça, si no en qué momento. Eso no pasará en Champions, ahora es el momento de “los mayores”.



¡Toda la información de la Euro 2012 ya está aquí !
Entérate de todos los datos de los equipos participantes, las sedes, los estadios... todo en el microsite de Goal.com ¡No te lo pierdas!

Artículos relacionados