thumbnail Hola,

Alfonso Loaiza sigue articulando su particular radiografía del Atlético de Madrid y esta semana toca rescatar una de las figuras más criticadas por Ivar Matusevich: Raúl García. ¿Puede ser en el Atleti todo lo importante que fue para Osasuna? ¿Te atreves a opinar? ¡Venga!

Por Alfonso Loaiza.-

Los atléticos estamos acostumbrados a subir y bajar de los cielos. Transformamos el infortunio en una leyenda romántica. Hemos crecido a base de angustia y sufrimiento. Nos adjudicaron al nacer una cláusula para ser atléticos, la obligación a sufrir y el placer a resistir. Ser del Atlético es montarse en una montaña rusa, llena de sensaciones: dulces y amargas.

El Atleti siempre vuelve. Sus conquistas se originan a contracorriente apelando al espíritu de superación. Siempre despierta cuando nadie apuesta un duro por él y resurge cuando se le da por muerto, como el Ave Fénix. La victoria ante el Valladolid es sumamente importante por lo revitalizante y por la limpia del escudo. Y porque Forlán ,que era un cuerpo de chocolatinas triste y sin alma, ha recuperado su instinto goleador, marcando, un mes más tarde de su último tanto y además el mismísimo Reyes vuelve a sentirse jugador de primer nivel.

El juego que desplegó el equipo rojiblanco no es para tirar cohetes. Pero no me cabe duda de que se ha rescatado al mejor Raúl García, un futbolista que apuntaba a la selección y que debe ser el eje nacional del equipo en el centro del campo, y si hace falta jugar a la contra, que es a lo que sabe este equipoy donde se mueve como pez en el agua el centrocampista navarro.

El Atleti ha recuperado el alma y el espíritu con Raúl García como arcángel. Un mensajero de pases al espacio en territorio hóstil, Valladolid, que se encontraba estancado y que se ha espabilado desde la cesión de Tiago. Raúl García no es pivote defensivo como Assunçao, ni organizador como el mismo Tiago, ni creativo como Jurado. Por ello parecía una tragedia en la medular, como todo lo que llega a la ribera del Manzanares. Pero sin llegar aún a brillar en ninguno de esos aspectos es el más correcto en todos. Raúl García debe convertirse en el arcángel del Atlético y del Kun y Forlán.

Quique ha recuperado la mejor versión de Raúl García, al incisivo y rompedor de Osasuna. A la tercera temporada del centrocampista, espero que sea la vencida. La remontada en Copa también es posible, para la gesta made in Atlético el Kun está listo y muy descansadito-sólo disputó 20 minutos en Zorrilla-esperando los pases del nuevo arcángel Raúl García. que desea consagrarse.  

Pues sí, el Atleti como es explicó el mediapunta uruguayo Cannobio "es un equipo raro". Y que lo digan... Ahí reside su encanto, en su singularidad única. En las dos caras antitéticas que cohabitan en un club singular que necesita a Raúl García, al arcángel que espera consagrarse por fin en el Calderón, para mostrar su rostro más heróico ante el Recreativo. La Copa era el título menos enrevesado a conquistar pero el Atleti todo lo convierte en complicado y en esa dificultad es donde se crece.

EL DEBATE: ¿TRIUNFARÁ RAÚL GARCÍA EN EL ATLETI? OPINA!!

TODO EL GLORIOSO EN GOAL.COM

Relacionados