thumbnail Hola,

La selección española se olvida del fracaso ante Rusia para lograr el metal en un partido muy serio y trabajado

Tras el inesperado traspiés que supuso la eliminación en semifinales ante Rusia, España se enfrentaba a Portugal en busca de la medalla de bronce en el Europeo de Fútbol Sala disputado en Bélgica.

En un partido donde dominó desde el principio, la selección española se adelantó pronto en el marcador para dar el primer golpe anímico. En apenas un minuto, España puso tierra de por medio al marcar tres goles gracias a Fernandao, José Ruiz y Lozano. A pesar de ello, Portugal no se arrugó y, guiados por un gran Ricardinho, los lusos recortaron distancias con los goles de Pedro Cary y el propio Ricardinho.

El partido volvió a dar otro giro al final de la primera mitad. En otra gran oleada ofensiva, España volvió a marcar tres goles que dejaban encarada la final antes del descanso. Miguelín, Rafa Usín y Raúl Campos dejaban el 2-6 en el descanso.

En la segunda mitad, España se dedicó a jugar con el reloj sin descartar los ataques, aunque fue Portugal quien apretó, necesitada de goles que llegaron por medio de Pedro Costa y Joel. España sufrió con los ataques de cinco portugueses, pero dos robos en los minutos finales permitieron a Fernandao y Pola cerrar el partido y lograr el bronce.

Artículos relacionados