thumbnail Hola,

El delantero del Real Madrid esperaba superar al del Liverpool frente al Espanyol, pero fue baja de última hora y acabó la Liga con los mismos goles que el uruguayo (31); Messi, 28

La presencia de Cristiano Ronaldo frente al Espanyol tenía solamente una explicación: la posibilidad latente que tenía el portugués de quedarse con la Bota de Oro en soledad. Y es que el delantero del Real Madrid, que arrastraba molestias físicas, podría superar a Luis Suárez en lo más alto de la clasificación euroepa con solo marcar un gol.

Sin embargo, Cristiano sintió un dolor en el calentamiento previo al encuentro contra los periquitos y Carlo Ancelotti prefirió no arriesgarlo. Y es que el Madrid tiene el próximo sábado la final de la Champions League ante el Atlético, y por eso Ronaldo ni siquiera fue una de las opciones del técnico italiano en el banquillo de los suplentes.

Así las cosas, desde antes de las 16 horas se supo que la exestrella del Manchester United terminaría la Liga con 31 dianas, las mismas que conquistó Suárez en la Premier League con el Liverpool.

Solamente quedaba esperar el choque entre el Barcelona y el Atlético en el Camp Nou. Si Lionel Messi anotaba tres goles, terminaría igualando a sus dos competidores, pues acumulaba hasta el pitazo inicial de la 'final' 28 goles. Más difícil lo tenía Diego Costa (27), que debía anotar un poker a José Manuel Pinto para compartir el premio.

La Liga terminó con el Atlético campeón, pero ni Messi ni Costa firmaron los goles que tenían que firmar. Así pues, el premio queda en manos de Cristiano Ronaldo y Luis Suárez. Paradójicamente, ni el Real Madrid ni el Liverpool pudieron conseguir el título en sus respectivas competiciones domésticas.

Artículos relacionados