thumbnail Hola,

El club considera excesiva la sanción recibida y ha presentado recursos para evitar jugar con el campo totalmente vacío

El conjunto austriaco del Rapid de Viena ha decidido apelar contra la sanción impuesta por UEFA, por la cual debe jugar todos sus partidos a puerta cerrada, y no puede participar en cualquier competición de la UEFA en el periodo de un año. El Rapid de Viena considera injusta y desmedida la sanción, y ya se lo ha hecho saber a UEFA mediante la mencionada apelación.

El motivo de sanción es debido a los graves incidentes acaecidos durante el partido que enfrentaba a los austriacos contra el PAOK, durante los playoff de la Europa League.

La UEFA ha decidido estudiar la apelación del Rapid, y dictaminarán el fallo para el viernes. El Rapid ya ha tenido que pagar una multa de 75,000€ por los daños causados.

Relacionados