thumbnail Hola,

Tito descartó hacer rotaciones y utilizará un once de lujo en el partido de vuelta de los cuartos de final, a disputarse el miércoles en La Rosaleda

El Barcelona viaja a Málaga con presión luego del 2-2 en el partido de ida de los cuartos de final de la Copa del Rey en el Camp Nou, en lo que fue el inicio de una semana no muy fácil para el equipo azulgrana a pesar de un espectacular primer tramo de campaña. Empate ante los de Pellegrini que complica la clasificación en la Copa, el anuncio de Víctor Valdés de no querer renovar y la derrota ante una Real Sociedad que no se rindió el sábado en Anoeta. Barça querrá opacar y concretar su paso a semifinales, de acuerdo a Diario As.

Tito Vilanova asegura que mantendrá el once de gala para ganar el encuentro y presentar su mejor cara, con Pinto en la portería y descartará los cambios que hizo en el encuentro de ida donde Alexis, Song y Thiago algunos de los menos habituales cometieron fallos.

Los catalanes trabajan para recuperar a David Villa, quien sufre una lesión muscular desde la vuelta de los octavos ante Córdoba. Tito quiere contar con él toda vez que Alexis está reñido con el gol y la tarea de ver puerta en demasía en Messi, con Pedro como principal aliado.

El Barça necesita goles y el asturiano podría ser clave en un encuentro en el que al Málaga le vale el empate a cero o a uno para pasar en semifinales. El Barcelona podría perder el primer título de la temporada y aunque Tito aseguró después del partido de ida que el empate no cambiaba sus planes en cuanto a gestión de plantilla, parece que para Málaga pedirá un esfuerzo extra a los Puyol, Xavi, Iniesta y compañía.

Artículos relacionados