thumbnail Hola,

De todos los colores y sin hacer excepción de equipos, así ha distribuído el argentino su hazaña

Al poco tiempo de empezar 2012, Leo Messi recibió el galardón que lo acreditaba como mejor jugador del mundo. Pocos imaginaban el nivel de autosuperación que iba a alcanzar el 10 del Barcelona.

Devorando una marca tras otra, Messi llegó al último mes del año con la oportunidad de superar el último horizonte futbolístico que le quedaba, batir el récord de goles de Gerhard Muller. Messi no se conformó con ello, sino que pulverizó los 85 goles en un año natural del alemán.

En 91 goles ha dejado Leo la marca. 31 oponentes han recibido un gol de Messi este año, 6 el Málaga y el Bayer Leverkusen, los más castigados por la zurda del 10 culé. Tanto el máximo rival del FC Barcelona como el de la selección argentina han sido goleados por Messi, cuatro goles al Real Madrid y tres a Brasil.

Volvió a ser pichichi de la Champions, competición en la que ha anotado trece goles durante todo el año 2012. Y en la Liga BBVA, en la que volvió a romper récords, 59 tantos han caído en la competición nacional y cinco en la Copa del Rey que ganaron los azulgrana.

Doce de los goles de Messi fueron con la camiseta de su selección, asistido por Agüero en dos ocasiones, Di María y Gago en una, y Gonzalo Higuaín hasta en tres ocasiones. El resto, los 79, los marcó vestido de azulgrana, con asistencias de hasta catorce compañeros suyos. Destacan los ocho pases de Iniesta, los siete de Alexis y los seis de Cesc Fàbregas.

No le importa el modo ni el lugar, Leo los ha marcado para todos los gustos, 6 goles desde fuera del área, 7 de falta directa y catorce de penalty, tres de cabeza, ocho con la derecha y ochenta con su pierna buena, la zurda.

Datos espectaculares, propios de otro siglo, de otro fútbol. Propios de un genio de este deporte que, año tras año se supera para sorprendernos a todos y regalarnos fútbol de muchos quilates, pero sobre todo, goles.

Artículos relacionados