thumbnail Hola,

Sus compañeros, presentes en la rueda de prensa, le despidieron con una emotiva ovación

Tras el último entrenamiento de Osasuna de la temporada, Javier Calleja otorgó una rueda de prensa para despedirse del que ha sido su club durante las últimas tres temporadas. Han sido tres años difíciles, pero se queda con buenos recuerdos como "el cariño de mis compañeros, los momentos buenos que hemos vivido juntos, y con que se han cumplido los objetivos del grupo”.

Ese gran cariño ha quedado patente en la propia rueda de prensa, apoyada por sus compañeros que le pusieron el broche final con una gran ovación. Por eso Calleja admite que "cuando juegas contra Osasuna le tienes una manía increíble, pero cuando estás dentro le coges un gran cariño. Me siento orgulloso de pertenecer al Club".

Bien es cierto que el centrocampista madrileño no está del todo contento en lo que se refiere exclusivamente a su rendimiento deportivo. “He jugado poco y el rendimiento no ha sido el esperado y ese es el mal sabor de boca que me llevo. El mayor culpable soy yo. Jugaba a ratos y, en lugar de revelarme, me conformé”.

Por último, preguntado sobre su futuro, ha afirmado tener las puertas abiertas: “Quiero seguir dando guerra, siempre que salga algo interesante. Si no es así, entonces cuelgo las botas”.

Artículos relacionados