thumbnail Hola,

En Inglaterra no paran y aquí ni siquiera tocamos el balón. ¿No deberíamos disfrutar del Deporte Rey en Navidad?

Por Alfonso Loaiza.-

Llega la Navidad, para algunos un conjunto de hipocresía, consumo desaforado y falsedades y para otros, días exitantes de compras, comilonas y fiestas. Pero de lo que no cabe duda es de que las navidades son para la familia, para los regalos y para los niños con el parón escolar y sus ilusiones.

En ese compendio generado entre todos, veo una carencia en estos días tan fiesteros, y es que sobre todo los niños, los reyes de esta fiesta, no puedan disfrutar del fútbol, ¿se imaginan que cerraran sus puertas por Navidad, el cine o el teatro?, a fin de cuentas son otros entretenimientos como el deporte rey, aunque si es verdad que el único beneficio que obtendremos es un reposo para nuestros jugones.

Xavi, Iniesta, Xabi Alonso, Villa y compañía con el músculo relajado durante una semana, tiempo que puede convertirse en oro por Sudáfrica en el mes de junio cuando nos estemos jugando ese Mundial y gritemos: ¡Podemos! con todos nuestros futbolistas sanos, con los ahora convalencientes David Silva y Andrés Iniesta. Recuerden en la Confederaciones, ya perdimos sin ese fútbol sublime que atesora el de Fuentealbilla.

Por el contrario, Torres, Cesc Fábregas, Pepe Reina, Riera... no tendrán descanso, porque en Inglaterra, en la Premier, es tradición el boxing day que nació como un divertimento para los sirvientes que no podían celebrar la Navidad el día 25 al estar trabajando para sus señores.

En la mañana del 26, esos sirvientes visitaban a sus parientes con cajas (boxes; de ahí el nombre de boxing) con las sobras de los banquetes del día anterior y las iglesias repartían su recaudación entre los más desfavorecidos. Y durante esa Navidad de los pobres, al no ser fiesta religiosa, se podía ir al fútbol, el deporte de los que menos tenían, el refugio y la anestesia de los más necesitados.

En las Islas británicas hay fútbol en Navidad porque es tradición y se entiende como un espectáculo y otra fiesta. En España también, pero los futbolistas toman descanso por esa misma tradición de las vacaciones navideñas y nuestra vagancia y dejadez, ya Fernando Morientes, delantero del O.Marsella dijó que "en España es el lugar donde menos se entrena".

El fútbol nacional tiene que pensar en los más jovencitos, deben entender que las vacaciones son para el verano. Pido: ¡Fútbol navideño ya! Porque hace mucho tiempo que en nuestro país los templos y sinagogas habituales de los chavales dejaron de ser las Iglesias, ahora en un país democrático, aconfesional y laico los santuarios para los renacuajos son los estadios de fútbol, y sin duda, la Navidad es la época propicia para visitarlos.

Señores prepotentes e indeseables que dirigen nuestro fútbol, aprendan del B-a-l-o-n-c-e-s-t-o, como diría Pepu Hernández que llama a la puerta de los más jóvenes, y no es de extrañar, los dos mejores partidos de la temporada, tanto en la NBA: Los Cleveland Cavaliers de Shaquille O´Neal y Lebron James contra los Lakers de Kobe Bryant y de nuestro Pau Gasol, como en la ACB y el clásico entre el R.Madrid de Ettore Messina y el Barça de Ricky y la Bomba Navarro son en Navidades y ocuparán el vacío espacio despojado por nuestro fútbol. Dos pedazos de regalos navideños. Navidades tiempo de magia y espectáculo, tiempo de basket. No hay mal que por bien no venga. Sin fútbol, ya saben, baloncesto por navidad.

DEBATE: ¿DEBERÍA HABER FÚTBOL EN NAVIDAD? ¿TIENES ENVIDUA DEL BOXING DAY?