thumbnail Hola,

Empiezan a resonar nombres para el banquillo, a mí particularmente hay tres que me ilusionarían: uno imposible, Víctor Fernández, otro con pasado gris en Cádiz, Chaparro y otro que sigue subido al pedestal gaditano, una leyenda, Víctor Espárrago. Pero quizás haya que recuperar el espíritu Pablo Hernández y no echar a nadie.

Por Alfonso Loaiza.-

El Cádiz que dirige el cuestionado Javi Gracia, suma 13 puntos de 36, un tercio de los puntos posibles, números de equipo estropeado e indispuento, un escaso punto le sostiene por encima del Celta, que marca los puestos de descenso. Empiezan a resonar nombres para el banquillo, a mí particularmente hay tres que me ilusionarían: uno imposible, Víctor Fernández, otro con pasado gris en Cádiz, Chaparro y otro que sigue subido al pedestal gaditano, una leyenda, Víctor Esparrago.

Sin ser un aguafiestas, en el fútbol los resultados mandan y para esto no hay remedio existente, un partido más con la misma tónica y Javi Gracia tendrá la cola del INEM como dirección. Sin justificar su cese, porque considero que es un hombre sensato a todas luces. No obstante, en la temporada 2006-07 Oli fue destituido habiendo conseguido 14 puntos de 33 puntos posibles. Mejor dato que el del entrenador actual Javi Gracia, eso si es verdad, este equipo acaba de subir de Segunda B, aquel de bajar de Primera y aquel tenía en sus filas a Lucas Lobos y Sesma, entre otros.

La llegada de José González ayudó a arreglar el desaguisado, ya que el Cádiz terminó la temporada en un muy digno quinto puesto. Sin embargo el gran culpable de la culminación del curso en ese lugar noble fue un tal Pablo, venía cedido de la cantera del Valencia y no se conocía nada de él, y se fue de Carranza como Julio César, aludiendo al " veni, vidi, vici". Vino, vio y venció. Vaya golazos, Qué grandes recuerdos, el cadismo lo adora. Pablo Hernández, tras una magnífica temporada en Getafe, volvió al Valencia para crecer como jugador y ya ven, ahora el ex-cadista es uno de los fijos de Vicente Del Bosque para La Roja con vistas al próximo Mundial de Sudáfrica.

Quizás si se marcha Javi Gracia, como Submarino que somos, el equipo amarillo comienza a despegar, es una incertidumbre. No veremos más un partido sin delanteros, no presenciaremos en tantas repetidas ocasiones su tradicional y único sistema: 4-2-3-1, no jugaría de titular Enrique...

Pero recuerden que cuando se empezó a hablar de ascenso con las dos victorias consecutivas y el buen juego del equipo, el entrenador Javi Gracia lo tenía claro: los pies en el suelo. Su trabajo encomendado es la seguridad y la garantía de salvación en la División de plata de nuestro fútbol. El míster cadista simboliza la cordura y la prudencia, aunque eso sí, los resultados no acompañan por el momento.

Javi Gracia nos devolvió a la puerta fronteriza de la Liga de las Estrellas. Pero el fútbol es efímero para el recuerdo y se nutre del presente. Girona y Celta, dos rivales directos, como margen de mejora para el equipo gaditano, estará en juego el poco crédito que aún posee el entrenador cadista.

Sin embargo, más que problemas del entrenador, aunque los fichajes: Tristán, Arriaga, Nano están postergados y olvidados por el técnico, son de la secretaría técnica que desde la cesión de Pablo Hernández, el cual clavó el clavito en su media temporada en tierras gaditanas conquistando los corazones de los cadistas, contabiliza inumerables los fracasos a la hora de concretar fichajes o cesiones con los Dani, Gastón Casas, Bangoura, Kosowski, Natalio, Parri, Juanma, David García... 

Traer a un futbolista joven de calidad cedido sería mucho más acertado que destituir al entrenador. Keko, Koke, del Atlético, Gai Assulin, Nolito del Barcelona, Pablo Sarabia, Rubén Ramos del Madrid, Marc Pedraza del Espanyol, Álex Sánchez, el primer manco en jugar en Primera del Zaragoza tienen hambre de fútbol y se mueren de ganas de mostrar su clase y potencial en la División de Plata de nuestro fútbol o hasta el extremo internacional Pablo H. podría recomendar a Míchel o Jordi Alba del Valencia una posible cesión al equipo amarillo, ya que se les ha hecho saber a ambos centrocampistas que deben buscarse una salida en el mercado de invierno. Necesitan minutos y ellos si quieren triunfar, saben que tienen que clavar el clavo como Pablito.

Con nuestra afición señorial que nunca falla, con futbolistas de este arquetipo y con Fran Cortés referente de los canteranos cadistas, esos marineros en tierra sin oportunidades, Erice, Cifuentes, López Silva, Ogbeche, terminaremos tarde o temprano por abordar la puerta fronteriza de Primera y echar anclas, una vez por todas en la máxima categoría del fútbol español. Y así terminar con nuestro trabalenguas particular, clavar ese clavito.

TODO EL AMOR POR EL CÁDIZ EN GOAL.COM

Relacionados