thumbnail Hola,

Al Cádiz le puede cambiar la vida en menos de diez días. Si logran vencer a Castellón y Betis, el sueño del ascenso se convertiría en la lucha por una realidad. En la tacita de plata ya calientan motores ante el momento decisivo de la temporada.

Por Alfonso Loaiza.-

El Cádiz se encuentra en la zona templada de la clasificación, los pesimistas con pavor observan a cuatro puntos los puestos de descenso, sin embargo los optimistas, en nuestro legítimo derecho, oteamos el horizonte con el estusiasmo de ver a un Cádiz que se mantiene a otros cuatro puntos de la zona noble de la clasificación. El conjunto cadista, no olviden, ha retornado esta temporada a la puerta fronteriza de la Liga de las Estrellas donde tarde o temprano esperamos que el Submarino Amarillo terminé por abordar y echar anclas.
 
Pero por más que algunos gaditanos soñadores fantaseamos con el ascenso de categoría, el entrenador Javi Gracia lo tiene claro: los pies en el suelo. Su trabajo encomendado es la seguridad y la garantía de salvación en la División de plata de nuestro fútbol. El míster cadista simboliza la cordura y la prudencia e incorpora a la Tacita de Plata el término: sensatez, descuidado por nuestra tierra en los últimos años.
 
El siguiente partido es ante el último clasificado: el Castellón. Si el Cádiz se trae los tres puntos de tierras castellonenses, el partido ante el Real Betis en Carranza se convertirá en el punto de inflexión para el futuro venidero, como ha anunciado el mediapunta Fran Cortés esta misma semana. El joven mediapunta gaditano suscitará y provocará nuestras últimas líneas referidas a su figura.
 
Fran Cortés ha recibido tantos halagos esta semana como en toda su carrera futbolística.
También de nosotros que lo catalogamos de futuro crack, que esperamos y creemos firmemente que lo será. Porque el mediapunta canterano, que vive en frente del estadio Ramón de Carranza, es un tipo modesto y que lleva la humildad por bandera. Además el secreto de su inclusión en el once cadista ha sido la sencillez, la paciencia y una actitud ejemplar.
 
Por eso, desde Goal.com venimos a decir que Fran huye de los elogios, son como los chicles: se mascan, pero no se tragan, sin embargo trata de merecerlos como hasta ahora. El futuro no es un regalo, es una conquista. Disfruta del momento y vive intensamente cada instante: Carpe Diem, diría el latino Horacio.

Esta temporada parece que Javi Gracia ha escuchado las súplicas y ruegos de los aficionados. Es el momento, el mar está revuelto, se rompen las barreras, se otea el tiempo y el espacio de navegación para los canteranos cadistas, los Marineros en Tierra, para Fran Cortés, el marinero gaditano, de corazón cadista, noble y técnico. Los cadistas, entre tanto te mostrarán su cariño,mimos y afectos modélicos. Fran Cortés, un sólo paso hacia la meta reduce la distancia, ¡A zarpar y navegar con desparpajo y descaro en la embarcación cadista, el Submarino Amarillo!

Relacionados