thumbnail Hola,
En vivo

Premier League

  • 22 de abril de 2012
  • • 17:00
  • • Molineux Stadium, Wolverhampton, West Midlands
  • Árbitro: L. Probert
  • • Espectadores: 24576
0
F
2

Wolverhampton 0-2 Manchester City: Los citizens no desaprovechan el regalo del United y se colocan a tres puntos de su rival

El Manchester City ha logrado tres puntos incondicionales para seguir peleando el título con su vecino, el Manchester United. Silva y Nasri juguetearon con un rival descosido

El partido duró lo que tardaron Silva y Nasri en encontrarse. Una vez que se hicieron con el manejo del mismo, el Wolverhampton bajó su intensidad y la inspiración de los primeros compases desapareció. El español y el francés, socios perfectos, controlaron el ritmo del choque a su antojo. El City no quería desperdiciar el regalo que le habían hecho sus vecinos de Manchester. Cuando el United tenía la Premier encarrilada, a falta de sellarla en partidos teóricamente asequibles, el destino, caprichoso, se ha empeñado en que la competición inglesa se decida en un cara a cara entre los dos mejores pújiles del campeonato.

Sin embargo, el tanto de los citizens no llegó en ninguna obra coral de los de Mancini, sino en un genial pase en profundidad de Clichy que Aguero no desaprovechó. El argentino se coló entre los centrales y cruzó el balón ante la salida del meta De Vries. El ciclón Kun Aguero ponía en ventaja a los suyos. El delantero fue un tormento para la defensa de los Wolves, y no concedió ni un respiro a los inseguros e indefensos Bassong y Ward.

El City no hurgó más en la herida de los Wolves por falta de malicia a veces, exceso de retórica en otras, y sobre todo, por el acierto del meta holandés, porque ocasiones para irse al descanso con una mayor renta no le faltaron. El Wolverhampton, un equipo hundido en la tabla, sin un halo de esperanza, apesadumbrado y que veía como su rival le estaba pasando por encima, se reactivó en el intermedio. No se sabe cómo y ni por qué, pero cuando peor estaba el entuerto, el conjunto del Molineux reaccionó y puso en aprietos a un rácano Manchester City. Fue más la dejadez de los de Mancini que la brillantez de los locales lo que dio emoción al partido.

Le bastaba el 1-0 al City, especulativo como toda la temporada, sin regalar a su afición momentos de tranquilidad, de sosiego y para colmo Mancini retiró del campo a Silva para dar entrada a De Jong, un cambio que reflejaba la idea técnico. A este equipo solo le puede parar su entrenador. El enemigo está en casa y ya le ha costado varios títulos.

Aunque esta tarde el susto no pasaría a mayores por la poca enjundia de su rival. Las armas del Wolverhampton son escasas, y cuando llega al área contraria se le suelen fundir los plomos. Todo lo contrario que su oponente, terminal en las zonas sensibles, donde se deciden los encuentros. Así apareció Tevez, inédito todo el partido, para habilitar a Nasri, que le acompañaba por la derecha y así sellar el 0-2 y firmar el finiquito de un choque más movido de lo que se presuponía. El resto fue un coser y cantar para un equipo que depende de sí mismo para lograr el título, mientras que los Wolves se despiden matemáticamente de la Premier League.

Relacionados