thumbnail Hola,
En vivo

Premier League

  • 6 de octubre de 2012
  • • 18:30
  • • Boleyn Ground, London
  • Árbitro: P. Dowd
  • • Espectadores: 34974
1
F
3

West Ham 1-3 Arsenal: Santi Cazorla sella el triunfo 350 de Arsene Wenger

Los 'gunners' se imponen en el derbi ante un buen West Ham que tuvo sus opciones de haber sumado algún punto. Golazo del español en un encuentro especial para el técnico francés

El Arsenal tiene un talismán en Upton Park. A pesar de que Diamé adelantara a los locales, los 'gunners' dieron la vuelta al marcador con más efectividad que buen juego, a excepción del primer tiempo. Un resultado que supone la victoria 50 del Arsenal sobre sus vecinos del West Ham y que permite a Arsène Wenger firmar su triunfo número 350 en un estadio donde no pierden desde hace 5 temporadas.

El calendario ha escogido este mes como la temporada de los derbis londinenses. West Ham y Arsenal revivían otra edición de su rivalidad después de haberse enfrentado a Queens Park Rangers y Chelsea, respectivamente, la semana anterior. En una jornada que vivió un doble enfrentamiento de los equipos de la capital, que acumula este año seis equipos en la Premier.

El Boleyn Ground, también conocido como Upton Park, registraba una sensacional entrada, la habitual de un centenario estadio que podría degustar su último clásico entre West Ham- Arsenal para ceder el testigo al moderno emplazamiento que sirvió de sede para los Juegos Olímpicos celebrados este 2012 en Londres.

Los 'hammers' llegaban al choque con optimismo debido a un notable inicio de temporada, a pesar de los borrones de la derrota en Gales ante el Swansea y del traspié copero, al que se le sumaba la recuperación de una de sus  estrellas: Andy Carroll. Por su lado, los 'gunners' necesitaban no ceder puntos, ya que los empates están condenando a los hombres de Arsene Wenger a seguir a remolque de la cabeza. Un técnico que quería brindar con su victoria número 350 ante un rival que se ha convertido en un enfrentamiento cómodo. No en vano, de los últimos diez duelos sólo en uno salieron victoriosos los 'Irons', un trinfo cosechado en el curso 2006-07.

Los antiguos inquilinos de Highbury parecían tener prisa por abrir el marcador merced a un insultante control del partido en los primeros minutos. La pareja española formada por Cazorla y Arteta, junto al galés Ramsey, eran los encargados de mover al equipo, a base de toque y apertura. Una propuesta que chocaba con la de los locales, quienes tenían a Carroll colocado como una boya, una referencia para recoger todos los balones aéreos y un quebradero de cabeza para los centrales.

El fútbol consiste en ser efectivo en la meta contraria y en la primera opción de ataque de los 'hammers' subía un tanto al marcador por mediación de la genialidad de un futbolista que es todo músculo, no exento de clase y calidad. El senegalés Diamé, ex del Rayo Vallecano, improvisaba con una genialidad para avanzar en el flanco izquierdo y a su llegada al área resolvía con gran decisión, colocando el cuero en el palo largo a los 20'.

Cuando peor jugaba el Arsenal, en un estado más impreciso y con un desparecido Cazorla, el internacional Podolski culminaba una contra desde la izquierda para que Giroud se reencontrara con el gol y así redimirse de una aciaga temporada en el club, sumaba sólo una diana en la Copa de la Liga y no se había estrenado en Premier.

En los segundos 45 minutos, los 'Irons' presentaron una cara diferente: más ambiciosa y de mayor presencia en el terreno contrario. Mark James Noble dirigía las intenciones del equipo, un hombre surgido de la cantera del West Ham (denominada Academia del Fútbol por su gran producción talentosa para el fútbol inglés). La medular local monopolizaba la posesión, se habían invertido los papeles del primer tiempo y el dominio había cambiado de bando.

El Arsenal con los minutos empezaba a encontrar espacios y velocidad, un cóctel que rememoraba a los comienzos de la era Wenger. En uno de los contraataques, Giroud ponía un balón, en el 77', a la carrera de Walcott que definía con el interior del pie derecho. Acto seguido, Cazorla ponía la puntilla con un cañonazo seco desde la frontal que premiaba los primeros compases del asturiano y de su equipo, unos 'gunners' que acumulan diez encuentros consecutivos sin perder en un derbi ante el West Ham.

Artículos relacionados