thumbnail Hola,
En vivo

Primera División

  • 26 de septiembre de 2013
  • • 22:00
  • • Estadio de la Cerámica, Villarreal
  • Árbitro: Eduardo Prieto Iglesias
  • • Espectadores: 16826
2
F
1

Jérémy Perbet inauguró el marcador ante el Espanyol

Villarreal 2-1 Espanyol: Jérémy Perbet marca el camino

Jérémy Perbet inauguró el marcador ante el Espanyol

Getty

Un gol del atacante francés y otro de Jonathan Pereira hacen sumar al equipo castellonense la victoria 200 en el encuentro 500 en Primera y se afianza en la cuarta plaza

Con ocho cambios en el once respecto a la victoria ante el Athletic Club (3-2), el técnico del Espanyol, Javier Aguirre, apostó por las rotaciones en el asalto a El Madrigal. Por su parte, el entrenador del Villarreal, Marcelino García Toral, hizo lo propio en el ‘submarino amarillo’ en un partido que enfrentaba a las dos grandes revelaciones del campeonato. Las variaciones eran obligadas en una semana con tanta ración de fútbol, pero no había que dejar de pensar en la victoria para afianzarse en puestos europeos.

Sin tiempo para el acomodo y con el meta Kiko Casilla aún frío tras el pitido inicial, los locales dieron el primer golpe encima de la mesa por mediación del galo Jérémy Perbet. Fue el que inauguró el electrónico a los 30 segundos de partido después de una extraordinaria asistencia del extremo paraguayo Hernán Pérez desde el costado y un pase cabeceado y teledirigido de Cani en su encuentro 194. En un abrir y cerrar de ojos, el conjunto catalán había sido noqueado con suculenta rapidez.

Con una presión asfixiante del ‘submarino amarillo’, el Espanyol era un equipo espeso y sin apenas profundidad con la posesión de su lado. Los castellonenses, con las líneas adelantadas, recuperaban demasiado rápido el esférico y ello posibilitaba el contraataque vertiginoso con la explosividad de Giovani Dos Santos y la intermitencia de Pérez en ambas bandas. Entre tanto arrojo, el mexicano pudo aumentar la renta –en el minuto 20- a pase de Jaume Costa, pero el portero ‘perico’ salió a la velocidad de un rayo para neutralizar el disparo. Con tanto desvarío en el césped, el Espanyol decidió poner una marcha más al partido con el descaro de Thievy Bifouma y la creatividad de Manuel Lanzarote. Sin embargo, fue Sidnei Rechel el primero en dar un aviso con un remate que salió mordido después de una asistencia de Felipe Mattioni. A pesar del ímpetu, los balones llegaban a cuentagotas a las botas de Sergio García. 

De más a menos, el Villarreal se sentía más agobiado ante un rival cada vez más lúcido y predispuesto a lograr el empate. Pero en un descuido, el manchego Tomás Pina armó un zarpazo desde fuera del área que produjo el silencio en las gradas de El Madrigal. A punto de firmar el segundo los locales, algo estaba claro: si el balón pasaba por Cani, el juego castellonense no escaseaba en creatividad. A cinco minutos del descanso, tan pronto podía llegar el empate como un nuevo zarpazo de los de Marcelino García Toral. Con el duelo en plena vorágine, Dos Santos tuvo el segundo pero se topó con Casilla en el mano a mano. Poco después, el guardameta volvió a ser el protagonista tras desbaratar un disparo envenenado de Mario Gaspar.

Tras el parón, el duelo no decreció ni en ritmo ni en inconformismo. Estaba tan abierto que ninguno de los dos equipos se podía permitir el lujo de bajar la guardia. Por eso, Javier Aguirre decidió poner más pólvora sobre el terreno de juego dando entrada a Víctor Sánchez y Christian Stuani en detrimento de Álex Fernández y Lanzarote. Los catalanes ganaron aplomo e intensidad y pusieron cerco a la meta de Sergio Asenjo con más asiduidad. Sin posibilidad para pedir tiempo muerto, el Villarreal estaba cada vez más acorralada en su área. Thievy, con un disparo lejano, y Sergio García, de remate de cabeza, probaron fortuna.

Con el duelo tan descosido, los locales quisieron poner tierra de por medio poniendo a Jonathan Pereira y a Javier Aquino. Era necesario dar frescura a la movilidad del esférico y ganar profundidad en las jugadas de ataque. Y fue un excepcional slalom de Cani por banda el que posibilitó una milimétrica asistencia para que Pereira marcase el segundo de la noche (2-0) en pleno ida y vuelta de ambos conjuntos. El plan ‘B’ de Marcelino García Toral servía para desnudar a un Espanyol que cuando más cercaba estaba de firmar las tablas, había recibido un mazazo tremendo. Pero si parecía que los visitantes no tenían nada por lo que pelear, apareció Sergio García a diez minutos de la conclusión para batir a Asenjo y armar de moral al Espanyol (2-1).

Con una recta final apasionante, los 'pericos' trataron con ahínco lograr la firma de tablas. Pero la agresividad defensiva del Villarreal y el poco acierto en los últimos metros del Espanyol, hizo caer la victoria de lado local. Con este triunfo, los de Marcelino García Toral se afianzan en la cuarta posición con 14 puntos. Por su parte, el conjunto catalán desciende al sexto puesto tras el desliz del Real Betis frente al Athletic Club (2-1) en San Mamés.

Relacionados