thumbnail Hola,
En vivo

Primera División

  • 22 de diciembre de 2013
  • • 21:00
  • • Estadio de Mestalla, Valencia
  • Árbitro: Fernando Teixeira Vitienes
  • • Espectadores: 40000
2
F
3

Valencia 2–3 Real Madrid: Jesé Rodríguez rescata una feliz navidad para el madridismo

Di María se reivindica con un golazo y una asistencia. Ronaldo marcó en fuera de juego para igualar a Di Stéfano. Piatti y Mathieu pusieron el empate momentáneo. El 2-3, en el 81

El Real Madrid se mantiene en la carrera por el liderato de la Liga, aunque llegado el minuto 81 de partido en Mestalla, estaba completamente fuera de la misma. Y es que un Valencia con mucho corazón fue capaz de aguantar un 2-2 en el resultado hasta las postrimerías del mismo ante un Madrid superior, pero poco certero en ataque (pese a los tres goles) y bastante endeble en defensa. Di María, con un golazo, y Ronaldo, en fuera de juego, pusieron por delante a los blancos hasta en dos ocasiones. Pero primero Piatti y después Mathieu, en sendos fallos merengues, fueron capaces de devolver el empate al marcador. Hasta que Jesé destapó el tarro de las esencias con un gol que es un balón de oxígeno para las aspiraciones merengues al título. Por momentos se vislumbró una Navidad negra, pero el canario las blanqueó in extremis.

Di María da un golpe en la mesa. Comenzó el partido en Mestalla con los dos equipos titubeantes, en un encuentro de mucho mediocampismo. Aunque fue cuestión de cuarto de hora que cada uno tomara su rol en el guión esperado. Esto es, que el inestable Valencia empezara a cometer errores -de precisión en los pases-, lo que propició que el Real Madrid poco a poco cercara el área de Guaita. Tuvo Ronaldo dos buenas oportunidades de marcar, pero el equipo blanco no terminaba de ser certero, o al menos, no proporcionalmente a las facilidades que le brindaban los che. Otro día bien hubiera podido ir 0-3 a la media hora, pero no fue hasta que Di María se sacó una genialidad de la chistera cuando se deshizo la igualdad inicial el electrónico. El Fideo amortiguó un pase de cincuenta metros de Marcelo, se coló entre dos defensores valencianistas desde el lateral del área, y fusiló al cancerbero local con un fortísimo chut diagonal que entró pegado al segundo palo. Un golazo al minuto 27 con el que el argentino se reivindicaba después de varias semanas taciturno.

Ronaldo amortigua la reacción de Piatti en fuera de juego. Visto cómo se estaba desarrollando el partido, parecía que el 0-1 sería sólo el preludio de goleadas como las de los últimos años, sin embargo, entre Bernat y Piatti devolvieron la tensión al partido cinco minutos después. El lateral izquierdo mareó a Di María en la banda, devolviéndole la jugada, y Piatti cabeceó su centro desde el balcón del área pequeña. Cómo fue capaz midiendo 1,63 metros es una cuestión que debería responder Sergio Ramos seguramente. Aunque afortunadamente para el de Camas, el gol che quedó pronto en un segundo plano, pues apenas seis minutos más tarde, Ronaldo volvía a poner tierra de por medio en el marcador al cabecear un centro diagonal de falta botado por el Fideo. Un gol logrado merced a un ajustado fuera de juego de varios futbolistas merengues al saque de la falta, dicho sea de paso. Si Lim pretendía ser el hombre de las Navidades en Valencia, Teixeira Vitienes le ha quitado ese honor seguro. No hay una plaza y dos contendientes mejores para que un error arbitral tenga mayor eco, desde luego.

Mathieu desnuda a Sergio Ramos y Diego López. Llegó el descanso y nada hacía temer la victoria merengue en la segunda parte, con un Real Madrid con el partido bajo control, haciendo correr a los che y con alguna ocasión de marcar. Sin embargo, Mathieu dio un vuelco al partido, negándose a que le echaran el candado a los tres puntos. Fue en un córner al minuto 60 donde nació el empate a dos, con el central valencianista cabeceando muy bien cruzando el balón ante la liviana marca de Sergio Ramos de nuevo, y la lenta reacción de reflejos de Diego López. Casi no había tenido oportunidades claras el equipo local, pero logró dos goles para ponerle mucha pimienta al final del encuentro.

Acoso y derribo merengue en las postrimerías. El gol de Mathieu le dio alas a los valencianistas, que por momentos, parecieron tener al Real Madrid contra las cuerdas. Sin embargo, conforme se consumían los minutos, los blancos iban tomando el control, hasta volcar el partido totalmente sobre el campo local. Carvajal y Jesé saltaron al campo para ello además. Y hubo varias oportunidades de marcar antes de que el propio Jesé acaparara todos los focos al marcar el gol de la victoria a sólo nueve minutos del final. Después de una jugada embarullada, Modric encontró al canario desmarcado, que con un tiro raso cruzado batió a un desafortunado Guaita para embolsar los tres puntos en la saca merengue. Merecido por el jugador. Seguramente también por el juego del Real Madrid, que por momentos vio cómo se escapaba la Liga y las Navidades se torcían. Jesé trajo perdices para todos.



Artículos relacionados