thumbnail Hola,
En vivo

Primera División

  • 1 de abril de 2012
  • • 18:00
  • • Estadio de Mestalla, Valencia
  • Árbitro: David Fernandez Borbalan
  • • Espectadores: 40000
1
F
1

Valencia 1-1 Levante: Los chés se complican la Liga tras ceder más puntos en Mestalla

Valencia 1-1 Levante: Los chés se complican la Liga tras ceder más puntos en Mestalla

Levante players celebrate a goal

Jonas y Koné hicieron los goles en un partido muy igualado en su desarrollo, que mantiene a ambos con opciones en la lucha por conseguir un puesto de Champions

Por Pedro Peña Valles (Corresponsal en Valencia).-

La tormenta que estaba depositada sobre Mestalla en las últimas semanas alcanzó hoy su esplendor. Los de Emery no lograron pasar del empate ante el Levante y defraudaron a una afición que no escondió los pañuelos al final del partido como así le hubiera gustado el técnico. Los ché tuvieron el control del partido pero por enésima vez les faltó concentración en defensa y encajaron un empate que pone las cosas muy delicadas para su técnico.

Como se preveía los chicos de Emery comenzaron el partido mordiendo y controlando el juego, en medio del gran ambiente que se vivía en Mestalla. Dieron su primer aviso claro en el minuto 2 tras un centro por la banda derecha que Aduriz no llegaba a rematar. El Levante se limitaba a verlas venir en su parcela del terreno de juego y salir a la contra buscando a su jugador más peligroso, Arouna Koné.

Corrían los minutos y el Valencia seguía dominando el esférico, pero en una zona del medio campo donde no había posibilidad de hacer daño y sí peligro de robo por parte del conjunto granota que conllevara una ocasión de peligro. De esta manera el Levante dispuso de su primera ocasión en el partido con un disparo de Valdo desde el pico derecho del área Ché.
A la media hora de partido todo continuaba igual, el balón era de un Valencia que no lograba hacer daño y que chocaba una y otra vez contra los de JIM, mientras que, el Levante seguía a la suya, defensa férrea y tratar de buscar ocasiones a la contra como la de Koné en el minuto 28, que tras deshacerse de los centrales en el área le pegó mordido a la pelota saliendo muy desviada.

Pero como las cosas no siempre siguen el guión establecido, tras una ocasión de los granotas, el Valencia trenzaba, en el minuto 34, una contra que acababa en el fondo de las mallas. El esférico llega a los pies de Aritz Aduriz en la frontal del área levantinista, éste mete un pase entre los defensas hacia la parte izquierda por donde llegaba Feghouli, que al primer toque da un pase en horizontal a Jonas que remata, en el punto de penalti, plácidamente a puerta vacía. Tras el gol el partido se iba a estabilizar sin que ninguno de los dos equipos lograra ocasión alguna antes de que el árbitro pitara el final de la primera parte.

A la vuelta del túnel de vestuarios el partido siguió la misma dinámica que la primera mitad, el Valencia con el control del balón pero sin peligro y el conjunto granota esperando en su campo aunque, debido al resultado, con más intensidad que en los primeros cuarenta y cinco minutos.

A los ocho minutos de la reanudación el Levante robaba el enésimo balón en el centro del campo, éste le llega a Barkero en la izquierda, que centraba un balón medido al segundo palo donde esperaba  Valdo, para dejarla de cabeza al punto de penalti para que Koné igualara la contienda. El gol en vez de desmoralizar al Valencia tuvo el efecto contrario y éstos metieron una marcha más en el juego.

Con el paso de los minutos el cuadro valencianista se mostraba cada vez más impreciso en sus acciones y la afición valencianista comenzaba a ponerse nerviosa al ver como el equipo le estaba volviendo a fallar. El Levante se sentía cómodo y JIM buscó robarle la posesión del balón al combinado valencianista mediante la inclusión de Farinós. Por su parte, Emery no se quedó con los brazos cruzados  y dio entrada a Tino Costa y Piatti para tratar de llevarse el partido.

El Levante viendo que el Valencia empujaba y no podía quitarle la posesión se mantuvo atrás intentando salvaguardar su cueva y tratar de salir a la contra si la ocasión lo permitía. Así a falta de cinco minutos el Levante perdonaba en una contra que hubiera supuesto la sentencia.

Renglón seguido el Valencia disparaba al larguero por medio de Piatti y dos minutos más tarde el joven canterano Paco Alcácer, que había entrado al campo por Jonas, remató a las manos de Munúa un gran centro de Pablo Hernandez desde el costado derecho. Los blanquinegros, incapaces de anotar, murieron en la orilla y Mestalla empezó a tronar.

Artículos relacionados