thumbnail Hola,
En vivo

Primera División

  • 30 de octubre de 2013
  • • 20:00
  • • Estadio de Mestalla, Valencia
  • Árbitro: Eduardo Prieto Iglesias
  • • Espectadores: 27500
1
F
2

Valencia 1-2 Almería: Aleix Vidal adelanta el 'Halloween' en Mestalla

Valencia 1-2 Almería: Aleix Vidal adelanta el 'Halloween' en Mestalla

Getty Images

La velocidad del tarraconense dio la vuelta al choque. La victoria visitante traslada el miedo y la inquietud al banquillo de Djukic

El Almería ha necesitado once jornadas para sumar su primera victoria en Liga. Una noche señalada como clave para el futuro del entrenador del cuadro andaluz. Ahora la presión se ha trasladado a su colega, a Miroslav Djukic, cuyo Valencia ofrece sensaciones dispares. Hoy ha tocado la versión mala de una temporada aciaga que sólo se endereza en instantes puntuales.

Los banquillos eran los grandes protagonistas del encuentro, tanto Djukic como Francisco partían con la espada de Damocles sobre su cabeza, balanceando sigilosamente por la temporada de sendos clubes. Los rojiblancos salieron precavidos, con un 5-4-1, mientras que el Valencia repetía esquema con Parejo haciendo de Banega en la medular. Suso avisaba de su potencial, primero con un disparo y después con un centro que Rodri mandó cerca del palo. El aparente dibujo defensivo no impedía a los visitantes dominar el choque.

Los 'chés' se entonaban con el paso de los minutos bajo un clima incómodo que castigaba con murmullos los errores. Una parte de la grada examinaba cada acción de los suyos, con un enjuiciamiento estricto. Un penalti, por mano de Rodri, adelantaba a los blanquinegros por mediación de Jonas, el cual había estado llevando el peso ofensivo del equipo. Mestalla respiraba tranquilo. El Valencia recuperaba el mando. Antes de terminar el primer tiempo, Bernat relevaba a Guardado por lesión. El mal estado del césped causaba estragos en sendos conjuntos.

Francisco necesitaba revulsivos, Aleix Vidal y Soriano eran los elegidos para voltear la situación. El técnico almeriense rehacía su formación al clásico 4-2-3-1 y obtenía el premio a su ambición con el empate. Torsiglieri cabeceaba a las mallas inquietando de nuevo a la hinchada valencianista. Aún había más, Vidal caracoleaba, avanzaba por la banda izquierda para rematar a las mallas. Los indálicos sacaban tajada del ambiente de Mestalla y la inoperancia de los hombres de Djukic.

Esteban se sumaba a la fiesta realizando dos paradas de mucho mérito. La segunda juventud del meta ovetense quedaba patente a falta de un cuarto de hora con felinas intervenciones. No necesitaba demostrar nada más, el Valencia estaba herido, moribundo, sin alma y sin signos de revivir. El farolillo rojo había deslumbrado Mestalla, trasladando el miedo a la ciudad del Turia, una noche antes de 'Halloween'.

Artículos relacionados