thumbnail Hola,
En vivo

Primera División

  • 2 de diciembre de 2012
  • • 21:00
  • • Estadio José Amalfitani, Capital Federal, Ciudad de Buenos Aires
  • Árbitro: M. Vigliano
2
F
0

Vélez Sarsfield 2-0 Unión: ¡Vélez campeón!

Vélez Sarsfield 2-0 Unión: ¡Vélez campeón!

Vélez campeón del torneo Inicial 2012 / FotoBaires

Vélez derrotó a Unión, aprovechó la caída de Lanús en el Monumental y se proclamó campeón del Torneo Inicial 2012

Un campeón indiscutible: Vélez, el mejor equipo del fútbol argentino, se consagró campeón del Torneo Inicial tras derrotar por 2-0 a Unión con goles del máximo anotador del certamen, Facundo Ferreyra. La caída de Lanús en el Monumental benefició a un Fortín que sumó su noveno título en el ámbito local. Un premio más que merecido para el equipo que mejor juego desplegó durante todo el torneo, que se sobrepuso a las ventas de varias de su figuras de la mano de Ricardo Gareca, el mejor técnico del fútbol argentino.

El flamante campeón primero tuvo que saber sufrir, como contra All Boys la fecha pasada. Unión, sin nada que perder, jugó uno de los mejores primeros tiempos de un torneo en el que todavía no ganó. Sufrió muchísimo Gareca y todo el pueblo fortinero durante esa primera etapa frente a un rival desfachatado, incentivado por ganar su primer partido frente al líder. Nervioso, intranquilo, Vélez sufrió por demás.

En el segundo tiempo el equipo de Gareca se tranquilizó y cambió radicalmente su fisonomía. Desplegó su mejor cara, esa faceta que lo llevó a levantar el título del Torneo Inicial. Porque Vélez desplegó un juego exquisito durante todo el torneo, además de una personalidad abrumadora que le permitió alcanzar el éxito superando momentos de zozobra durante el campeonato.

Facundo Ferreyra marcó por duplicado para darle el título al Fortín. El ex delantero de Banfield se lleva todos los premios. Máximo anotador del torneo con once goles, aseguró con sus goles el título del Fortín y se tomó revancha del descenso que sufrió a mediados de año con su amado Banfield. Le ofrecieron irse afuera pero él decidió irse a Vélez para salir campeón. Chucky, endemoniado, pagó la confianza depositada en él con sus goles. Decisivos todos, otro que también superó momentos difíciles, cuando lo cuestionaron tras fallar dos goles decisivos en el duelo frente a Boca. El fútbol le dio revancha: marcó los dos goles del título frente al Tatengue.

Lanús cayó en el Monumental y Vélez gritó campeón. Un premio más para una gestión sensacional de Gareca al frente del mejor equipo argentino del último lustro. La gente cantó por la continuidad del Tigre, que tiene una deuda pendiente: la Copa Libertadores.

Artículos relacionados