thumbnail Hola,
En vivo

Premier League

  • 28 de noviembre de 2012
  • • 20:45
  • • White Hart Lane, London
  • Árbitro: P. Dowd
  • • Espectadores: 36162
2
F
1

Tottenham 2-1 Liverpool: La velocidad de Gareth Bale tumba a los 'reds'

El primer tiempo de los 'Spurs' fue suficiente para conseguir la victoria, unos primeros 45 minutos basados en el juego vivo y rápido donde el galés fue determinante

Gareth Bale ha incrementado su precio en el mercado esta noche. No ha sido su mejor partido pero sí otra demostración de su capacidad ofensiva para desestabilizar a todo un campeón de Europa como el Liverpool a base de regates y de un fútbol eléctrico que ha dejado un gol de libre directo, una asistencia, una tarjeta amarilla y hasta un tanto en propia meta como estadísticas personales.

La inconstancia e irregularidad están definiendo el camino de Tottenham y Liverpool en la competición inglesa. Los 'reds' parecen acostumbrados a renunciar antes de tiempo a sus posibilidades históricas de conquistar la Premier. Un título que no asoma su corona por las orillas del Merseyside desde 1990. Mientras que para los 'Spurs', el pasaporte europeo se ha traducido en sinónimo de éxito en las últimas campañas.

El ritmo del rápido Bale fue la velocidad que adquirieron los locales para entrar en el encuentro. Un disparo del galés, a pase de Defoe servía de premonición para el gol que llegaba a los 6' cuando Lennon culminaba en el segundo palo una internada del propio Bale. El festival del de Cardiff tenía su continuación cuando al cuarto de hora transformaba un libre directo que endiabladamente se alojaba con una sorprendente curva en la meta de un estático Pepe Reina. 15 minutos y el Liverpool iba dos abajo en White Hart Lane con sendas genialidades de Gareth Bale.

Las acciones se sucedían en ambas áreas contagiados por un juego abierto en el que los 'Spurs' se habían aclimatado mejor. Luis Suárez ponía empeño en acortar la ventaja del marcador con oportunidades que se topaban con la figura de Hugo Lloris, el meta francés que llegó desde Lyon con la intención de hacerse con la titularidad de la portería del Tottenham.

El Liverpool reaccionaba con la salida de los laterales, Johnson y José Enrique, que profundizaban sin suerte por los costados de la defensa de los londinenses. El duelo cerraba el primer acto con unos 45 minutos muy vivos, sin apenas interrupciones, donde Bale y Lennon se habían sentido muy cómodos.

El Liverpool salió mandón y autoritario desde el túnel de vestuarios. Los locales se dejaban dominar y habían cedido el espacio que habían controlado al inicio del encuentro. Pero los 'reds', enfundados en su equipación de color negro, seguían sin encontrar la ruta adecuada hacia el gol mientras la gasolina se iba agotando con el paso de los minutos.

Pero si algo puede alimentar la fe en un equipo es el gol, aunque llegara de carambola. El remate de Steven Gerrard era despejado en línea de gol por Lennon con la mala fortuna de golpear a su compañero Bale en la cara y alojarse el cuero en las mallas del arco de Lloris, curiosamente los dos autores de los tantos del Tottenham habían participado en una desgraciada jugada que animaba a los de Anfield a encarar con otro espíritu el tramo final.

André Villas-Boas y Brendan Rodgers colocaban nuevas fichas en un tablero en el que Luis Suárez seguía amenazando con sus movimientos siempre intencionados e inteligentes pero que no eran secundados por ningún compañero, a excepción de Sterling y los laterales que acumulaban acciones de peligro. El español José Enrique mandaba el esférico cerca del palo, en un disparo de larga distancia, y Luis Suárez no acertaba en un mano a mano. En estas acciones murió un partido que devuelve al Liverpool a los sinsabores de la mitad de la clasificación y al Tottenham a coquetear con los puestos europeos.

Artículos relacionados