thumbnail Hola,
En vivo

Serie A

  • 9 de diciembre de 2012
  • • 15:00
  • • Stadio Olimpico di Torino, Torino
  • Árbitro: A. Romeo
  • • Espectadores: 15000
2
F
4

Torino 2–4 Milan: Los rossoneri siguen en buena onda

Torino 2–4 Milan: Los rossoneri siguen en buena onda

Getty Images

Los ‘granata’ se adelantaron en la primera parte aprovechando un error de Nocerino, pero no supieron aguantar la ventaja y sucumbieron ante el potencial ofensivo milanista

Massimiliano Allegri tenía que afrontar la visita a la capital piamontesa con tres bajas sensibles en su inamovible esquema que tan buenos resultados le estaba dando hasta el momento. Riccardo Montolivo estaba ausente por segundo partido consecutivo después de perderse por lesión el encuentro intrascendente ante el Zenit entresemana, su lugar lo volvió a ocupar Urby Emanuelson. Mientras, la baja de Constant era si cabe más sensible por la falta de alternativas en el lateral izquierdo de la plantilla milanista. Ese lugar lo ocupó finalmente Ignazio Abate, que hizo a Mattia de Sciglio jugar cambiado de banda, ya que su hábitat natural es la zona derecha.

Además, tampoco estaba Kevin Prince Boateng, sancionado por su agresión en Catania. La opción más clara para mantener el estilo de los tres puntas milanistas seguramente habría sido Bojan Krkic, pero Allegri no confía todavía en el español, sino en Pazzini. Quien también cumplía partido de sanción era el central granata Glik, que vio la roja en el Derby della Mole contra la Juventus.

A pesar de lo que suele ser habitual, este Milan quiso tener el balón en el Olímpico de Turín, también por ello de que el Torino prácticamente no fue capaz de gestionar sus posesiones de balón con criterio. Sus dos jugadores del medio del campo, Basha y Gazzi, estaban especialmente torpes en la entrega y propiciaron varias pérdidas de balón que, eso sí, el Milan no supo aprovechar.

El que sí lo aprovechó bien fue Mario Santana. En un momento de tímida presión turinesa, Nocerino cedió el balón atrás, esperando que la potencia que le imprimió al balón fuera lo suficiente para que llegara a Amelia, pero no fue así y el argentino se encontró solo para batir al arquero milanista en el uno contra uno. La alegría granata era lógica, sobre todo teniendo en cuenta la poca productividad del equipo de Ventura durante todo el primer tiempo.

Aunque el Milan tampoco estuviera haciendo un fútbol brillante, en absoluto, sí que se encontraba más a menudo en las inmediaciones de la portería de Gillet y con la calidad individual de El Shaarawy o Robinho podía llegar el empate en cualquier momento. Y así fue, gracias al propio Robinho, que estaba cuajando un primer tiempo realmente flojo. Y ya en la reanudación fue el italo-egipcio el que generó el gol de Nocerino con una internada por la banda izquierda. Su centro lo desvió Gillet justo a la cabeza del ‘8’ milanista.

Una vez perdió la ventaja en el marcador, el Torino apretó con fuerza al Milan hacia su campo. El doble pivote se reactivó y empezó a generar algo más de fútbol. También funcionó el cambio de Ventura, que sacó del campo a Cerci e introdujo a Birsa. Pero justo cuando mejor estaba el Toro y cuando peor lo pasaba el Milan, apareció Pazzini para poner la sentencia. Los jugadores granata protestaron un empujón del ex interista que parecía evidente. El árbitro hizo caso omiso a las quejas. Con el partido sentenciado, las ocasiones se sucedían para el Milan hasta que llegó el gol del capocannoniere de la Serie A, El Shaarawy, que aprovechó un error de Gillet, que se le escapó el balón. El gol de Bianchi no sirvió para nada. Tercera victoria consecutiva de un Milan que parece que por fin empieza a levantar cabeza. Lo peor, la lesión de Nigel de Jong, que se rompió el tendón de Aquiles y probablemente se pierda lo que queda de temporada.

Artículos relacionados